Redes sociales

Twitter culpa de su recorte de ingresos a Elon Musk y a la caída de la publicidad digital

Sus ingresos caen un 1,1% en el segundo trimestre, hasta los 1.176,6 millones, mientras aumenta sus costes. La compañía pierde 270 millones, frente a las ganancias de hace un año de 65,5 millones

Una imagen de Elon Musk en la pantalla de un móvil junto a logos de Twitter.
Una imagen de Elon Musk en la pantalla de un móvil junto a logos de Twitter.

Twitter cerró el segundo trimestre con unas pérdidas de 270 millones de dólares (unos 264 millones de euros), frente al beneficio de 65 millones de dólares que alcanzó en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos de la red social entre abril y junio de 2022 retrocedieron un 1,1% hasta los 1.176, 6 millones de dólares. La compañía no ha cumplido con las expectativas de los analistas que habían estimado unos ingresos para el segundo trimestre de 1.320 millones. 

La multinacional ha culpado de la caída de ingresos a la "incertidumbre relacionada con la adquisición pendiente de Twitter por parte de Elon Musk" y a un menor gasto en la publicidad digital debido a la actual incertidumbre económica. La red social anunció en un comunicado que "a la luz de la adquisición pendiente por parte de una filial de Elon Musk, Twitter no realizará una conferencia telefónica de ganancias para sus resultados del segundo trimestre de 2022".

Los usuarios activos diarios monetizables de Twitter subieron a 237,7 millones frente a los 229 millones del primer trimestre y un 16,6% más que hace un año. La cifra estuvo por encima de las estimaciones de los analistas, de 236 millones. Del total de usuarios activos, Twitter contaba con 41,5 millones en EE UU, frente a los 39,6 millones del primer trimestre y un 14,7% más que un año antes. Mientras, a nivel internacional, el incremento anual fue del 17%, hasta 196, 3 millones, frente a los 189,4 millones del primer trimestre. 

En el primer semestre, la compañía obtuvo un beneficio neto de 243,3 millones de dólares, un 82% más que un año antes, mientras que los ingresos subieron un 6,8% hasta 2.377,6 millones.

Los costes de Twitter han aumentado en un 31% hasta los 1.520 millones de dólares, según informó la compañía, con más de 33 millones gastados en el segundo trimestre en temas relacionados con la adquisición de Musk. Los costes relacionados con la indemnización por despido fueron de aproximadamente 19 millones de dólares en este mismo periodo. La compañía dijo hace unas semanas que iba a despedir a un tercio de su equipo de contratación de talento.

La publicación de los resultados llega después de que un tribunal de Delaware especializado en disputas comerciales de EE UU haya decidido que el juicio entre Twitter y el magnate se celebre el próximo octubre y dure cinco días, tras dar la razón a la red social que había solicitado un juicio rápido porque los movimientos de Musk para no llevar a cabo la adquisición de la plataforma social por 44.000 millones de dólares, estaba perjudicando al negocio de la compañía. 

Los resultados de Twitter llegan un día después de que su rival Snap perdiera más de una cuarta parte de su valor en bolsa después de no cumplir con las expectativas de ingresos y ganancias y anunciara planes para ralentizar las contrataciones y para ajustar su estrategia comercial.

Tras el impulso vivido por las plataformas sociales con la pandemia, ahora están sufriendo a medida que las marcas recortan sus gastos en publicidad con la inflación, la subida de tipos y las incertidumbres derivadas de la guerra de Ucrania y de los problemas en las cadenas de suministro. 

Las acciones de Twitter suben hoy ligeramente, superando los 39,6 dólares, muy lejos aún de los 54,20 dólares por acción que acordó Musk. Los títulos de la compañía caen en torno al 10% en lo que va de año, mientras el Nasdaq ha perdido más del 20%.

Twitter se prepara para el enfrentamiento judicial contra Musk, después de que el fundador de Tesla comunicara a la red social su renuncia al contrato de compra argumentando que no se cree que menos del 5% de las cuentas de la red social sean spam o cuentas falsas. El sitúa la cifra en torno al 20%. A mediados de mayo, Musk ya había suspendido temporalmente la compra, pactada a finales de abril a la espera de detalles sobre el número de cuentas falsas.

Normas
Entra en El País para participar