Tabaqueras

Philip Morris sube previsiones por la mayor demanda de las alternativas al cigarrillo

Estas representan el 30% de los ingresos totales en el primer semestre

Nueva tienda Iqos en la calle Fuencarral de Madrid
Nueva tienda Iqos en la calle Fuencarral de Madrid

Philip Morris ha anunciado una mejora en la previsiones de ingresos para el conjunto del año, gracias a la buena demanda de sus productos alternativos a los cigarrillos, y pese a la incertidumbre creada por el conflicto en Ucrania.

Según ha detallado la compañía tabaquera en los resultados de su primer semestre, la perspectiva de crecimiento de los ingresos de hasta el 8%, frente a la anterior estimación del 6,5%, "apoyado por un volumen de envíos de unidades de tabaco calentado de entre 90 y 92 millones", explicó su consejero delegado, Jacek Olczak, en un comunicado.

Al cierre del primer semestre, Philip Morris alcanzó unos ingresos totales de 15.578 millones de dólares, unos 15.300 millones de euros al cambio actual. De ellos, el 30% fueron generados por las alternativas a los cigarrillos, principalmente de sus dispositivos Iqos y sus recargas, Heets. Estos acumularon unas ventas netas de unos 4.500 millones de euros, un 5% más que un año antes. En cuanto a volumen, entre enero y junio se vendieron un 7,7% más de unidades de tabaco calentado. Philip Morris estima en 19 millones los usuarios de Iqos en todo el mundo al cierre del segundo trimestre, sin incluir los de Rusia y Ucrania, un 20% más que hace un año. El beneficio semestral fue similar al del año pasado, de 4.500 millones.

Apertura en España

En Europa la cuota de este tipo de productos alcanza el 7,1%, porcentaje que en España es menor. La compañía habla de una cuota del 3,4% en Madrid, lejos de ciudades como Londres (6,4%), o Lisboa (17,1%).

A nivel nacional la cuota al cierre del año pasado se colocaba en un 1,2%, según explicó este jueves a CincoDías el director general de Philip Morris en España y Portugal, Enrique Jiménez. Este inauguró la quinta tienda de Iqos en España, la segunda en Madrid, ubicada en la céntrica calle Fuencarral. "Estos espacios nos permiten informar a los consumidores de lo que son y lo que no son estos productos. Por ejemplo, que no son inocuos y que tienen nicotina", dijo Jiménez, que lamentó la "enorme desinformación" que, a su juicio, rodea a las alternativas a los cigarrillos tradicionales.

Este apuntó que "no va a ser nuestra política la de iniciar una apertura masiva de tiendas. El estanco es y será el eje vertebral de la comercialización de estos productos". Jiménez cifró en 270.000 los usuarios estimados de Iqos en España y los 700.000 dispositivos vendidos en el país desde su lanzamiento, hace seis años. De la última versión, Iqos Iluma, ya se han comercializado 125.000 en cuatro meses.

Normas
Entra en El País para participar