Janssen, invertir en la calidad de vida

La compañía apuesta por la financiación de fármacos innovadores, una inversión social

Janssen, invertir en la calidad de vida

Si algo se ha puesto de manifiesto en estos dos últimos años es que la salud es lo más importante, porque sin salud no hay economía ni hay progreso”, señala David Beas, director de government affairs & market access de Janssen España.

La industria farmacéutica juega un papel clave en la investigación sanitaria, campo que ofrece un gran retorno de inversión, pues según los datos extraídos de un informe de Analistas Financieros Internacionales (Afi), cada euro invertido en investigación sanitaria (pública o privada) genera 1,6 euros de valor añadido de manera directa, indirecta e inducida.

El sector farmacéutico emplea un ratio de inversión de más de un 15% de media en investigación, muy por delante de otros sectores que no superan el 4%. Esta financiación se traduce en inversiones acumuladas de toda la industria farmacéutica por valor de 80.000 millones de dólares al año, de los cuales un 45% se invierte en Europa.

El 73% del aumento de la esperanza de vida se debe a los medicamentos

Janssen apuesta por reforzar la financiación de medicamentos innovadores que, lejos de suponer un gasto, constituyen una inversión de gran alcance para toda la sociedad. Tal y como revelan las conclusiones del informe El valor del medicamento desde una perspectiva social 2021, realizado por la Fundación Weber, por cada euro adicional de gasto farmacéutico se genera un ahorro de dos a siete veces mayor. Por ello, desde la compañía se aboga por un aumento de la inversión en el sistema sanitario, situada actualmente en España en el 6,6% del PIB, muy por debajo de la media de países de nuestro entorno.

La innovación farmacéutica incide de manera trascendental en la mejora de la calidad de vida de las personas, contribuye a disminuir los gastos sociosanitarios y aumenta la productividad laboral. “La innovación permite avanzar en los tratamientos de patologías muy complejas, muchas de ellas hace unos años incurables y hoy cronificadas con una buena calidad de vida. De hecho, se calcula que el 73% del aumento de la esperanza de vida entre los años 2000 y 2009 es atribuible a los medicamentos. Es necesario que pongamos al paciente como principal argumento para la toma de decisiones”, sostiene David Beas.

La innovación que desarrolla la industria farmacéutica está marcada por la complejidad del desarrollo de nuevas moléculas. Así, se estima que de cada 100.000 moléculas sintetizadas, tan solo una llega a comercializarse, y para lograr esa comercialización se destinan a la investigación una media de entre 10 y 12 años. Asimismo, la inversión media para lograrlo está por encima de los 2.000 millones de euros.

Oncología

La lucha contra el cáncer es una de las áreas principales donde se desarrollan las investigaciones con nuevas moléculas. Un 43% de los proyectos en fase preclínica se enfocan en esta área. Pero todo este esfuerzo en investigación no sirve de nada si no es accesible para las personas que lo necesitan.

En España, los pacientes tienen que esperar una media de 517 días para acceder a un fármaco innovador, mientras que en Alemania y Dinamarca los plazos se reducen a los 133 y 176 días, respectivamente, según el informe Wait.

Normas
Entra en El País para participar