Redes sociales

Twitter factura un 15% más en España en 2021 y paga un 34% más de impuestos

Su beneficio se elevó un 6% hasta 267.812 euros e ingresó 5,3 millones

Tiene abiertos a inspección los impuestos desde 2017

Twitter factura un 15% más en España en 2021 y paga un 34% más de impuestos

Twitter Spain elevó un 15% sus ingresos en su ejercicio fiscal 2021. La filial de la red social estadounidense facturó 5,3 millones frente a los 4,6 millones de un año antes, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Como ocurre con otras tecnológicas, su cifra de negocio no refleja el negocio real de la compañía en España, ya que factura desde Irlanda todos sus servicios publicitarios, rebajando su factura fiscal.

Twitter Spain, que funciona como una prestadora de servicios de marketing, publicidad y desarrollo de negocio para su matriz, Twitter International Company, también elevó su beneficio neto un 6% hasta los 267.812 euros. La filial pagó 125.700 euros de impuestos sobre beneficios, frente a los 94.010 euros de 2020, casi un 34% más.

Según reporta la compañía, a 31 de diciembre, tenía abierto a inspección fiscal los impuestos a los que está sujeta desde 2017, aunque según su administrador único y sus asesores fiscales, “la posibilidad de que se materialicen salidas de recursos adicionales de importe significativo como consecuencia de la revisión es remota”.

Durante 2021, la filial elevó su resultado de explotación (ebit) de 353.282 euros a 405.946. El número medio de personas empleadas por la compañía fue 27 personas, seis más que en 2020, y según la plataforma, no preveían cambios significativos en este número. Ello llevó a que los gastos de personal pasaran de 3 millones a 3,8.

La red social, que a nivel global se encuentra en un momento crítico tras la opa lanzada por Elon Musk, fundador de Tesla, y su posterior marcha atrás, lo que le ha llevado a demandar al magnate, indicó en su informe que preveía “un fuerte crecimiento para el ejercicio en curso y espera ver un aumento adicional en cuanto a facturación y rentabilidad”. La compañía añadió que su estrategia en el país sigue siendo “aumentar la comunidad de usuarios” y desarrollar el negocio “centrándonos en continuar brindado marketing de alta calidad, colaboraciones con medios, planificación de negocios y otros servicios relacionados”.

La compañía, que presentará los resultados globales del segundo trimestre de este año el próximo 22 de julio, deberá afrontar una dura batalla judicial con Musk, salvo que las partes lleguen antes a un acuerdo. De momento, mientras Twitter ha pedido un juicio acelerado que se resuelva en septiembre y forzarle a comprar la empresa por los 44.000 millones de dólares que acordaron en  abril. Musk pide al tribunal de Delaware, donde se ha presentado la demanda, que no se apresure en el proceso. Según medios estadounidense, la jueza que lleva el caso, Kathaleen McCormick, ha programado una audiencia para este martes en Wilmington (Delaware).

Desde la opa, la red social ha caído con fuerza en Bolsa (arrastrada también como otras tecnológicas por el contexto macroeconómico) y este lunes su cotización ronda los 29.200 millones de dólares. Sus títulos están a unos 38 dólares, lejos de los 54,2 dólares por acción que ofreció Musk. Las declaraciones del fundador de Tesla sobre que el número de cuentas falsas en Twitter ronda el 20% y no el 5% como dice la compañía no está ayudando a la buena marcha de la plataforma. 

Normas
Entra en El País para participar