Valor a examen

LVMH, con armas para batir la desaceleración económica

Es uno de los valores del Euro Stoxx con mayor apoyo por parte de los analistas

Tienda de Louis Vuitton en Tokio (Japón).
Tienda de Louis Vuitton en Tokio (Japón).

El lujo no está reñido con la debilidad económica. Eso al menos es lo que proyectan los analistas sobre LVMH. La compañía acumula un retroceso del 18,3% en 2022, pero las recomendaciones de compra suponen el 84,2% sobre el total (según la muestra de Bloomberg), y las de mantener, el 13,2%. En el último mes, varias firmas de inversión han aconsejado adquirir títulos: Goldman Sachs, Barclays, Citi, Société Genérale, Santander o Morgan Stanley son algunas.

El consenso del mercado estima un precio objetivo medio para el valor de 771,28 euros, que es un potencial de subida del 30,8% sobre la cotización actual; Barclays lo sitúa en 825 euros (un 36% más) y Société Genérale, en 900 euros, casi un 50% más.

“El sector del lujo ofrece una favorable combinación de riesgo y beneficio sobre los niveles del momento, incluso asumiendo una lenta recuperación de la demanda china y de la normalización del crecimiento de los mercados en los países desarrollados”. “Los riesgos de desaceleración económica están descontados en gran medida”, explica Citi. Para el banco, LVMH ofrece una de las mejores oportunidades de inversión.

LVMH, con armas para batir la desaceleración económica

El 37% de las ventas del grupo francés en el primer trimestre de 2022 se generaron en el país asiático (excluyendo Japón), frente al 41% del año anterior. China ha vuelto a sufrir severas restricciones por un fuerte repunte de contagios de coronavirus. Los expertos esperan una mejora del negocio en el país tras la relajación de dichas restricciones. Además, la facturación de Europa y Estados Unidos creció, compensando la caída del país asiático.

“La diversificación geográfica y el mix de posicionamiento [con diferentes áreas de negocio como moda, bolsos, joyería, cosmética y espirituosos] deberían ser una cobertura contra cualquier recesión económica o geopolítica”, apunta Divacons-Alphavalue. La firma destaca, por otro lado, “que la permanencia de la demanda de marcas, especialmente de la icónica LV [Louis Vuitton], sustenta un sólido crecimiento a largo plazo para LVMH”. “El grupo ha crecido un 11,5% por encima del sector en la última década”, señala.

La publicación de los resultados del primer semestre está prevista para el 26 de julio. Tras registrar un crecimiento en las ventas del 23% entre enero y marzo, que batieron las expectativas, Goldman Sachs prevé un incremento en el segundo trimestre del 9%, impulsado por la división de moda y cuero, donde la facturación podría crecer el 12% en el periodo, y por la fuerte demanda del mercado europeo y de Estados Unidos, con la vuelta del turismo, y pese a la presión inflacionista.

Goldman Sachs se muestra más cauto que el consenso del mercado, que calcula un alza de los ingresos del 12% en el semestre por la debilidad de la actividad en China. Aun así, el banco prefiere “marcas que demuestren liderazgo en el mercado, fuerte poder de fijación de los precios, beneficios escalables y la capacidad de respaldar la expansión del margen”. “Creemos que LVMH parece atractivo en relación con sus comparables en este contexto”, apunta en un informe.

Por su parte, UBS espera que el balance financiero de la primera parte del año “recuerde a los inversores la fortaleza de las marcas y un poder superior en la fijación de precios, algo tan importante para proteger los beneficios en un entorno de alta inflación”. LVMH sigue siendo una de sus opciones principales en el sector, por su potencial y su “resiliencia histórica en las recesiones”, añade.

En opinión de Bankinter, aun con la previsible desaceleración de la demanda, opina que “los niveles de partida de LVMH son sólidos para cumplir el crecimiento de las ventas, situado en el 13% para el conjunto de 2022”. Y “por el lado de los márgenes, el poder de fijación de precios permitirá trasladar, al menos parcialmente, el incremento de los costes”, agrega. LV decidió una subida de los precios del 5% el pasado febrero.

Un repunte del 1.153% desde la crisis de 2008

Trayectoria. LVMH está en rojo en el año, pero la cotización no está demasiado lejos del máximo histórico de 749 euros que llegó a tocar a principios de 2022. El recorrido que ha seguido la acción ha sido sobresaliente desde 2008, año en el que se inició la crisis financiera. En diciembre de ese año, la acción costaba 48,40 euros; la revalorización desde entonces alcanza el 1.153%. Es la empresa de mayor capitalización del Euro Stoxx, con 300.000 millones de euros, lo que valen juntas las ocho mayores del Ibex: Inditex, Iberdrola, Santander, Cellnex, Naturgy, Telefónica, BBVA y Amadeus.

Rusia. Esta semana, el grupo anunció que había llegado a un acuerdo para la venta del 100% de la filial de Sephora en Rusia a su socio local (Drozdov). La compañía cerró sus establecimientos a principios de marzo tras la declaración de guerra a Ucrania. Las ventas en Rusia representaban menos del 2% del total.

Dividendo. Ha distribuido 10 euros por título a cuenta de los resultados de 2021. La rentabilidad por dividendo sobre el precio actual se sitúa sobre el 1,8%.

Normas
Entra en El País para participar