Movistar Prosegur eleva los ingresos un 9% y proyecta crecimientos en 2022 y 2023

Registró un volumen de negocio de 129 millones en 2021

La filial de Prosegur y Telefónica entró en beneficios netos y ebitda positivo

Vigilante en un centro de alarmas de Prosegur.
Vigilante en un centro de alarmas de Prosegur.

Movistar Prosegur Alarmas se ha consolidado como una de las joyas de los nuevos negocios de Telefónica. La compañía, participada el 50% por la operadora y Prosegur, registró en 2021 unos ingresos de 129,7 millones de euros, un 9% más que en el ejercicio anterior, gracias a su crecimiento en las actividades de instalación de alarmas y conexión a las centrales receptoras de alarmas.

Además, alcanzó un ebitda positivo de 35,66 millones de euros, frente a un ebitda negativo de 4,1 millones en 2020, con un resultado neto de 19,89 millones, frente a unas pérdidas de 5,72 millones en el ejercicio anterior.

En su informe financiero anual, la compañía indica que, durante 2021, la actividad económica se fue recuperando de manera progresiva, provocando que el mercado alcanzase volúmenes de negocio previos a la pandemia.

Las previsiones parecen optimistas. La sociedad señala que su plan de negocio, con los datos que se disponían en la fecha de la formulación de las cuentas, proyecta objetivos de crecimiento en cuanto a cartera de clientes e importe de la cifra de negocios para los ejercicios de 2022 y 2023, así como una evolución positiva de los beneficios y el patrimonio neto.

Por segmentos, los ingresos por prestación de servicios para el ámbito residencial aumentaron un 19%, hasta superar los 81 millones de euros, en torno al 62% del total de la compañía. Por el contrario, el volumen de negocio por prestación de servicios en el segmento de B2B descendieron un 5,3%, hasta situarse en 48 millones.

Por zonas geográficas, el mercado español aportó la casi totalidad de los ingresos de Movistar Prosegur Alarmas, 128,8 millones de euros.

Clientes

En un reciente encuentro con los medios de comunicación, Enrique García López, CEO de Movistar Prosegur Alarmas, señaló que la empresa va a superar las 400.000 alarmas instaladas en España durante esta campaña de verano. El directivo, en este sentido, afirmó que el grupo ha multiplicado por dos su base de clientes desde el establecimiento de la sociedad conjunta, en la primavera de 2020. Fernando Saldaña, director de operaciones de la compañía, destacó el gran potencial de crecimiento del sector, precisando que el ratio de penetración de las alarmas en hogares en España es de sólo un 14%, frente a otros países europeos, en que llega a un rango entre el 25% y el 30%.

Durante 2021, Movistar Prosegur Alarmas realizó inversiones en inmovilizado material por importe de 63,4 millones de euros, de los cuales, 62,2 millones se corresponden con los equipos de seguridad cedidos por CEF y Banco Santander.

El Grupo Movistar Prosegur Alarmas contaba a final de 2021 con un volumen total de activos de 191 millones de euros, y un patrimonio neto de 707.000 euros.

Inicialmente, desde que tuvo lugar la entrada de Telefónica en el capital de la compañía, en la primavera de 2020, Movistar Prosegur Alarmas no contaba con personal comercial propio. La comercialización de los servicios se llevaba a cabo a través del personal comercial de la sociedad Prosegur Soluciones, así como con personal de los distintos canales de venta de Telefónica, tiendas o call center. No obstante, desde la adquisición del 100% de las acciones de Prosegur Soluciones, a finales de julio de 2021, los comerciales en plantilla de la filial pasaron a considerarse recurso interno. La compañía cerró el año con 1.248 personas.

La alianza con Prosegur y la entrada en el ámbito de la seguridad ha sido la principal apuesta de Telefónica en los nuevos negocios. La teleco, de hecho, adquirió en la primavera de 2020 un 50% de la antigua Prosegur Alarmas España por cerca de 300 millones de euros.

Reducción del riesgo de morosidad

Criterios. En su informe anual, Movistar Prosegur señala que Telefónica aplica en el momento de la comercialización de los servicios, criterios selectivos para minimizar el riesgo de morosidad y eventual impago de los clientes. Para ello, en los casos de clientes potenciales de los que se carece de la debida experiencia que se tiene si ya son clientes de otros servicios de la operadora, se realizan investigaciones y consultas a bases de datos de dominio público, efectuando valoraciones de riesgo y análisis individuales objetivamente medibles.

Riesgo. Además, la empresa explica que tiene políticas para limitar el volumen de riesgo con los clientes, y usa herramientas como los contratos de seguros de cobertura crediticia. El porcentaje de clientes asegurado a final de 2021 era del 55%, muy por encima del 28% de finales del año anterior.

Normas
Entra en El País para participar