_
_
_
_
_
Renovables

OPDE saldrá a Bolsa sin dividendo en tres años para impulsar el crecimiento

La empresa entró en pérdidas el pasado ejercicio, de 17 millones

Álvaro Bayón

Invertir en OPDE, hoy por hoy, es apostar por una promesa de futuro. La compañía de renovables tratará por segunda vez de salir a Bolsa el 22 de julio, valorada por entre 503 y 572 millones. Y lo hará con la promesa de alcanzar los 3,3 GW de capacidad en 2025, pero tras haber entrado en pérdidas, patrimonio neto negativo y sin dividendo previsto.

OPDE espera recabar del mercado 200 millones de euros, con los que financiar este plan de crecimiento. Será un pequeño hito, puesto que la firma calcula que alcanzar esos 3,3 GW requiere unas inversiones de 2.037 millones. La mayor parte, 1,426 millones, corresponde con financiación de proyectos. Y otros 611 millones en capital, entre los que se encuentran los 200 millones que espera captar con la salida a Bolsa, sumados a los 40 millones en caja con los que cuenta y la que generará en el futuro, ventas de activos como la que realizó el verano pasado con Bruc y operaciones de deuda. En este sentido, la compañía tiene previsto emitir 250 millones con lo que amortizar una emisión prevista de bonos de 140 millones. La deuda financiera de la empresa es de 306 millones.

El futuro de OPDE, por tanto, está centrado en crecer e invertir. Un marco donde no entra en juego el dividendo durante los próximos tres años. Ni siquiera ha definido una política de retribución al accionista. La empresa sí ha sido más generosa con sus fundadores en los últimos años, a los que ha pagado en dividendos en suma 9,1 millones desde 2019. Ha pagado 2,8 millones cada año y 700.000 euros durante los tres primeros meses de este año, todo ello con cargo a reservas.

La compañía entró en pérdidas en el ejercicio pasado y registró unos números rojos por 17,79 millones, un 70% menos que en el año anterior. Y los ingresos cayeron un 68% hasta los 43 millones, por la caída en las ventas de EPC y por la venta de activos. Estos números rojos se han prolongado también al primer trimestre de este ejercicio, en el que la compañía ha perdido 8,25 millones.

Estos números rojos han penalizado al capital de la empresa. Ha entrado en patrimonio neto negativo, de 78 millones. La explicación a esta cifra, que es positiva en 72 millones a nivel individual, está según el folleto en el cómputo de determinados derivados. Según explica la compañía en el folleto, la volatilidad en el precio de la luz durante el pasado ejercicio ha provocado un impacto de 12,83 millones en las cuentas de ese ejercicio por efecto de ciertos derivados. La devaluación en el valor de estos derivados le ha costado 32 millones de capital. También han afectado a sus cuentas ciertos gastos financieros y la rotación de activos que ha llevado a cabo.

La empresa tratará de poner una pica en Flandes con esta operación. Y es ser la primera salida a Bolsa en más de un año. Ya intentó saltar al mercado hace un año, pero entonces las condiciones de la Bolsa y las suspicacias de los inversores sobre estos activos le hicieron naufragar. Santander, Société Générale y Barclays son los bancos encargados de pilotar la operación.

Como emolumento para conseguir esta gesta, el consejero delegado podrá recibir un bonus extra, tal y como ha publicado este periódico. Luis Cid, el consejero delegado, se podrá embolsar un bonus en efectivo de 3,56 millones si la operación llega a buen puerto y se ha comprometido a utilizar este dinero para acudir a la salida a Bolsa. También se ha embolsado otros 2,1 millones por la venta de activos a Bruc del verano pasado. La empresa cuenta además con otros planes de retribución: 1,63 millones en este año a repartir entre el equipo directivo, entre los que se encuentra el CEO, un plan de retención del talento ligado a la OPV (560.000 euros a determinados directivos en mayo y de 921.000 euros en acciones y 80.000 euros en efectivo) y un plan de incentivos en acciones por hasta 13 millones.

El equipo directivo de OPDE se encuentra además inmerso en un proceso judicial. Se trata de la demanda presentada por su socio en la filial OCDE Sur contra dos directivos, Alejandro Javier Chaves y Gustavo Carrero. El pasado diciembre el juez decidió el archivo provisional del caso, que ha sido recurrido por los demandantes. Y está a la espera de una decisión definitiva al respecto.

La CNMV avisa a los minoritas de que tengan en cuenta los riesgos

 

Pequeño inversor. La salida a Bolsa de OPDE será la primera operación del mercado español que cuente con un tramo minorista. Estará limitado a apenas 7,9 millones de euros, el 4% de los 200 millones que quiere captar la compañía. Pero será la primera vez que los pequeños inversores puedan invertir en un debut bursátil desde el de Aena, en 2015. La CNMV recomienda a los inversores minoristas que quieran acudir a la operación que lean concienzudamente el folleto, atendiendo a los riesgos.

 

 

Riesgos. Uno de los riesgos que alerta la compañía es los resultados negativos que ha registrado en 2020, 2021 y 2022. También alerta de su “sustancial endeudamiento”, que alcanza los 604 millones y que puede significar un “uso significativo de caja”. Otro riesgo sobre la liquidez del valor está en los bonus a los que tienen derecho tanto el CEO como otros directivos clave tras la salida a Bolsa. El ambicioso plan de crecimietno también puede naufragar o los clientes pueden romper con los contratos de PPA, que suponen buena parte de su cuenta de reusltados.

 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Álvaro Bayón
Redactor de la sección de empresas especializado en operaciones corporativas, banca de inversión y capital riesgo. Graduado en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid y Máster en Periodismo UAM-El País, ha desarrollado toda su carrera en Cinco Días, donde trabaja desde 2016.

Archivado En

_
_