Automoción

Matrici presenta concurso voluntario con un pasivo de 25 millones

El cliente chino Evergrande complicó la situación con sus impagos

Matrici tiene 134 trabajadores.
Matrici tiene 134 trabajadores.

El fabricante de componentes de automoción Matrici ha presentado concurso voluntario de acreedores con un pasivo de 25 millones. El consejo rector de la cooperativa ha trasladado el expediente de la antigua suspensión de pagos al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao. Integrada en Corporación Mondragón y con una plantilla de 134 trabajadores, la empresa intentará la continuidad de su actividad y el mantenimiento de los empleos.

El sector troquelero atraviesa dificultades desde hace años. Aparte de la competencia asiática, con costes laborales más bajos, las marcas de automoción llevan varios ejercicios de retraso en el lanzamiento de nuevos modelos, que requieren de troqueles específicos para las piezas de carrocería. Con estos moldes se producen luego los componentes en serie. La industria de las cuatro ruedas ha sufrido el parón de la pandemia y afronta su transición al coche eléctrico, lo que ha causado los citados retrasos. De hecho, el sector acumula cuatro años sin demanda de troqueles por parte de los constructores europeos de vehículos.

En estos años, Corporación Mondragón ha recolocado a 60 socios de Matrici en otras cooperativas industriales del grupo, que está integrado por más de un centenar de empresas de economía social. Además, la propia plantilla de Matrici ha asumido recortes de empleo y rebajas salariales, entre otros ajustes de costes. Corporación Mondragón también ha recurrido a sus mecanismos de solidaridad interna para aportar financiación. También cuentan con el apoyo de Lagun Aro, que da cobertura en prestaciones a los socios de las cooperativas del grupo.

La puntilla llegó por parte de Evergrande. La multinacional china del sector inmobiliario, pero también con intereses en relación con el coche eléctrico, acumuló impagos que tensionaron aún más la tesorería de Matrici. La cooperativa mantendrá su actividad bajo la tutela de Iñigo Gutiérrez Allue, el administrador concursal designado por el juez Zigor Oyarbide.

Desde la empresa mantienen que seguirá trabajando "intensamente en la búsqueda de la confianza de los clientes" y de los proveedores y socios "para llegar a los acuerdos que permitan conseguir la viabilidad futura" de Matrici. La fórmula del concurso voluntario permite unos meses de negociación para lograr estas adhesiones, que suelen implicar quitas de la deuda, entre otros compromisos.

 

Normas
Entra en El País para participar