Banco de España

La riqueza de las familias llega a los 2,65 billones y su deuda, a los 757.000 millones

La riqueza crece un 4,8% anual, pero cae un 1,3% trimestral

Los activos financieros netos alcanzan los 1,89 billones

Deuda hogares Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (las conocidas como ISFLSH) se situó en 1,89 billones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 4,8% en tasa interanual, según las cuentas financieras publicadas por el Banco de España este lunes. En tasa trimestral, sin embargo, la caída es del 1,3%, debido principalmente a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania y sus efectos en los precios de la energía y el conjunto de la cesta de la compra.

Los datos reflejan también un ligero aumento anual de la deuda de los hogares en términos absolutos desde los 745.000 millones a cierre de marzo de 2021. Los activos financieros totales, en consecuencia, ascienden a los 2,65 billones.

La cifra de los activos financieros netos de las familias a cierre del primer trimestre equivale al 153,6% del PIB, ratio que fue 9,1 puntos inferior a la de un año antes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la diferencia se debe a que el aumento que experimentó el producto interior bruto en este periodo fue superior al de esa riqueza.

El saldo total de activos financieros (dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta) de los hogares e ISFLSH alcanzó en el primer trimestre niveles máximos, con una cifra equivalente al 214,9% del PIB.

Este repunte refleja la adquisición neta de activos financieros, que ascendió a 80.300 millones de euros en el último año, concentrada en los depósitos y, en menor medida en participaciones en el capital y en fondos de inversión, a lo que se sumó una revalorización de 19.100 millones de euros.

Por componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se mantuvo en efectivo y depósitos en aproximadamente un billón (el 40% del total), seguido de participaciones en el capital (unos 750.000 millones, el 28%), participaciones en fondos de inversión (15%) y seguros y fondos de pensiones (14%).

En concreto, el componente de participaciones en fondos de inversión fue el que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (en 0,6 puntos porcentuales) con respecto a un año antes, mientras que el peso de los seguros y fondos de pensiones cayó (-1,2 puntos porcentuales).

Por su parte, la deuda consolidada de las empresas y de los hogares e ISFLSH alcanzó los 1,66 billones de euros en el primer trimestre del ejercicio, un 0,3% más en comparación interanual, aunque se moderó al 134,7% del PIB, frente al 149,1% de marzo de 2021. Con todo, sigue estando por encima del 130,2% de marzo de 2020.

La deuda consolidada de las sociedades no financieras se mantuvo estable, desde los 960.900 millones en marzo de 2021 a los 960.400 millones en marzo de 2022. En términos del PIB se redujo hasta el 77,7%, frente al 86,4% de marzo de 2021.

Las cuentas financieras también ofrecen información de las relaciones financieras de los sectores residentes entre sí y de estos con el exterior. Las administraciones fueron los sectores que recibieron más financiación, y las sociedades no financieras e instituciones fueron las grandes proveedoras de la misma.

Normas
Entra en El País para participar