¿Qué impuesto es el IPSI? a quién afecta

Es un impuesto relativo al consumo en Ceuta y Melilla

IPSI

El impuesto IPSI es un impuesto relativo al consumo. Es el equivalente al IVA, pero se aplica en Ceuta y Melilla.

Los expertos del portal Jubilación y Pensión explican que aunque Ceuta y Melilla siempre hayan formado parte de España, reciben un tratamiento especial en materia fiscal. Fue en el año 1991 cuando entró en vigor el impuesto sobre la producción, los servicios y la importación (IPSI). En concreto, este es un impuesto indirecto que gestionan los ayuntamientos y que grava la producción, fabricación e importación de bienes muebles corporales, las prestaciones de servicios y las entregas de bienes inmuebles situados en Ceuta y Melilla.

Al tratarse de un impuesto indirecto, los empresarios están obligados a recaudarlo. No obstante, es quien soporta este impuesto, esto es, el consumidor final, quien se hace cargo de su pago. Hay que tener en cuenta que estos impuestos no dependen de la renta ni de otros factores, por lo que dependen solo del gravamen que tengan los productos o servicios.

Los tipos impositivos del IPSI son menores que los del IVA. Sus límites son entre el 0,5% y el 10%. Por ejemplo, el 0,5% grava la entrega de viviendas de protección oficial, el 1% tiene que ver con el consumo de energía, el 2% graba a los restaurantes de dos o más tenedores y a los cafés y bares de categoría especial; el 4%, a los inmuebles de tipo general; el 8%, a las telecomunicaciones, mientras que el 10% es para la construcción y ejecución de obras inmobiliarias.

Exención del impuesto

Este impuesto presenta también exenciones como es el caso de las Uniones Temporales de Empresas y Agrupaciones de Interés Económico, cuya bonificación es del 99%.

A efectos de facturación se debe tener en cuenta que las importaciones de bienes a Ceuta y Melilla están sujetas al IPSI y que, si la importación se realiza a la península para después distribuir los bienes y servicios en Ceuta y Melilla, el IPSI solo se aplicará a las operaciones internas realizadas entre ambas ciudades.

Por su parte, los servicios específicos, como pueden ser los financieros, la publicidad, el asesoramiento, auditoría o ingeniería sí que están gravados con el IVA, ya que se entiende que su explotación tiene lugar en toda la península.

Normas
Entra en El País para participar