Infraestructuras

ACS, Acciona y Rover reciben el plácet para su obra de 500 millones en el Metro de Madrid

La Comunidad de Madrid adjudica en firme el contrato de ampliación de la Línea 11

El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, David Pérez.
El consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, David Pérez.

La Comunidad de Madrid ha autorizado esta mañana en Consejo de Gobierno la adjudicación de las obras de ampliación de la Línea 11 de Metro, en la capital, llevándola desde Plaza Elíptica hasta Conde de Casal. La inversión autorizada alcanza los 500 millones y el consorcio que se encargará de las obras es el formado por ACS, Acciona y Rover.

Los trabajos tienen un periodo de ejecución de 42 meses y el nuevo tramo será de casi siete kilómetros. Se trata de una de las principales iniciativas del momento, relacionadas con un suburbano, en toda Europa. El tramo por ejecutar será el primero de la futura Línea Diagonal, de 33 kilómetros y llamada a conectar Cuatro Vientos y Valdebebas, o el suroeste y el nordeste de Madrid. Esa línea, con un presupuesto de 1.800 millones de euros, enlazará siete intercambiadores de transporte y dará servicio a la estación de Atocha o al aeropuerto de Madrid-Barajas.

El consejero de Transportes, David Pérez, se ha referido a un “paso histórico”, en una entrevista concedida a Telemadrid, y califica la futura Línea Diagonal como “una de las más importantes que se va a hacer en Europa en materia de transporte”.

La línea 11, sobre la que trabajarán ACS, Acciona y Rover, es la más corta de la red de Metro de Madrid, con siete paradas y 8,5 kilómetros de trazado.

Normas
Entra en El País para participar