Telefónica dispara un 30% su área logística con el tirón del ‘ecommerce’ y los nuevos negocios

La antigua Zeleris alcanza unos ingresos en 2021 de 453 millones

Gana más de 63 millones y supera el beneficio previo a la pandemia

Furgoneta de Zeleris, marca comercial de Telefónica Servicios Integrales de Distribución.
Furgoneta de Zeleris, marca comercial de Telefónica Servicios Integrales de Distribución.

Telefónica Servicios Integrales de Distribución, división encargada de los negocios logísticos de Telefónica, registró en 2021 un ejercicio de fuerte crecimiento, amparada en los nuevos negocios, superando las cifras de negocios alcanzadas antes de la pandemia.

La antigua Zeleris registró en 2021 un volumen de negocio de 453 millones de euros, casi un 30% más que en el ejercicio anterior, periodo, eso sí, marcado por la pandemia. En 2019, antes de la crisis del Covid, los ingresos de la compañía se situaron en 424 millones. Las ventas aumentaron durante el pasado año de 273 a 362 millones, mientras que los ingresos por prestaciones de servicios subieron de 79 a 89 millones.

Por actividades, la empresa alcanzó en 2021 un crecimiento del 33% de la actividad de comercialización de equipos (teléfonos móviles, tarjetas SIM y otros accesorios). A su vez, la logística pura y la actividad de gestión de materiales también crecieron un 11,5% y un 14%, respectivamente, en términos interanuales.

Las nuevas actividades aportaron un volumen de ingresos de 19,4 millones de euros, y multiplicaron por nueve la aportación del ejercicio anterior)

En su informe financiero anual, correspondiente a 2021, Telefónica Servicios Integrales de Distribución señala que, durante el pasado año, entró en las actividades de compra, almacenaje, transporte y venta de productos del ecosistema de fabricantes de telefonía. Además, amplió el objeto social, consistente en la compraventa, transporte y almacenaje de materiales, entre otros, equipos de red, servidores, cables, terminales y residuos (industriales y de aparatos eléctricos y electrónicos)

En términos netos, el beneficio de Zeleris subió más de un 51%, superando los 47,68 millones de euros. En 2019, apenas superó los 10 millones. Mientras, el resultado de explotación subió un 53% en 2021, hasta superar los 63,5 millones de euros.

En este caso, la empresa decidió destinar las ganancias netas a reservas voluntarias. En 2020, la sociedad había abonado a su socio mayoritario, en este caso Telefónica de España, un dividendo de 18 millones de euros. El administrador único de la antigua Zeleris es Sergio Oslé, consejero delegado de Telefónica España.

Patrimonio

De igual forma, Telefónica Servicios Integrales de Distribución amplió su patrimonio neto desde 17 a 65 millones de euros. La compañía, igualmente, incrementó sus pagos por impuesto de sociedades de 10,46 a 15,88 millones.

La empresa explica que el ejercicio de 2021 fue un año en el que las actividades tradicionales asociadas a la gestión de materiales para valorización o eliminación, los servicios de distribución y logística, y la actividad de comercialización de servicios y productos de telecomunicaciones al por mayor, presentaron importantes crecimientos, tanto en ingresos como resultados.

La compañía, además, lanzó y consolidó nuevos negocios en 2020 y 2021. Así, por ejemplo, la filial de Telefónica destaca la consolidación de las nuevas actividades iniciadas: servicio técnico (en 2020, Zeleris estrenó un servicio de reparación de equipos electrónicos como teléfonos móviles, tablets y portátiles), servicios de recuperación de materiales usados y compra, almacenaje, transporte y venta de productos del ecosistema de fabricantes de telefonía, con impacto positivo en la cuenta de resultados.

En su informe financiero, la compañía explica que la contención de costes y la optimización de los procesos existentes permitieron incrementar el ratio de eficiencia. Así, añade que, pese a la continuidad de la pandemia, se realizó un esfuerzo muy notable para mejorar las capacidades operativas y de competitividad.

En cuanto a la evolución de la sociedad, la empresa prevé un importante crecimiento en la actividad de las operaciones de terminales en el servicio de mayorista, así como en las actividades de servicio técnico, de recuperación de materiales.

También apunta a una ralentización de la actividad de gestión de materiales para valorización o eliminación, si bien, también hace un especial hincapié en el desarrollo de las nuevas tecnologías y en la captación de clientes externos.

De cara al futuro, como principales impactos e incertidumbre a medio plazo para Telefónica Servicios Integrales de Distribución, se encuentra el derivado de la posible evolución de la actividad en la actual coyuntura económica en España, así como la hiper revolución que se ha vivido en el sector logístico postpandemia.

Telefónica Servicios Integrales de Distribución opera en todo el territorio nacional, a través de sus plataformas situadas en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Málaga, Sevilla, Alicante, Vitoria y Coruña. Además, la compañía posee delegaciones en las principales ciudades españolas, a través de las cuales desarrollar sus distintas actividades comerciales y de explotación.

Venta

Durante el pasado año, Telefónica sondeó la venta de estos activos de logística, dentro de su estrategia de desinversiones para reducir deuda y mejorar la flexibilidad financiera. De hecho, la operadora llegó a recibir muestras de interés por la filial de distintos fondos de inversión, que apuestan por estas actividades.

Sin embargo, finalmente no se cerró ningún acuerdo sobre estos activos, que llegaron a valorarse entonces en más de 100 millones de euros.

Grandes clientes de la compañía

Ventas. En el informe financiero de 2021, la compañía señala que un 33% de las ventas corresponden a empresas del propio grupo Telefónica (un 34% en el año anterior). En este sentido, Telefónica Servicios Integrales de Distribución trabaja para grandes clientes, con los que tiene avales, a través de las grandes entidades financieras (CaixaBank, KutxaBank o Ibercaja), para ofrecer servicios de logística, transporte (nacional e internacional), paquetería, mensajería, almacenaje, manipulación y distribución de documentación, entrega de libros, o servicios de valija, entre otros.

Clientes. Entre estos clientes figuran administraciones públicas, tanto autonómicas como de la administración central, y grandes empresas. En el informe financiero de la empresa figuran clientes como Madrid Destino Cultura Turismo y Negocio, ICEX, Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid, Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía, Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía, Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado, UNED, Comunidad de Madrid, Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Hijos de Sabino Santos, Postquam Cosmetic, o Logistic Spain Park Development, entre otros.

Normas
Entra en El País para participar