Noticia patrocinada

Activos en los que invertir ante un mercado bajista

Los expertos de Freedom Finance Europe comparten su receta para protegerse frente al actual escenario de caídas

Freedom Finance

Ya es oficial entre los analistas. El mercado bajista se ha instalado en Wall Street, tanto en el sector tecnológico como en el S&P 500. ¿Qué hacer entonces? Los expertos de Freedom Finance Europe creen que es posible encontrar activos que funcionen en distintas situaciones de mercado.

El pasado 13 de junio el S&P 500, índice bursátil de referencia para Wall Street y para el resto de las bolsas mundiales, entró oficialmente en lo que se conoce como mercado bajista. Es decir, una caída del 20% o más en el índice desde el último pico. En otras palabras: la tendencia ha cambiado a la baja.

No es fácil para los accionistas ver cómo los mercados presentan caídas sostenidas en el tiempo, sin embargo, siempre hay que buscar estrategias que nos permitan sacar rendimiento en cualquier escenario. De hecho, los expertos de Freedom Finance Europe, división que pertenece a Freedom Holding Corp, el único corredor de Bolsa con sede en la Unión Europea listado en el NASDAQ, han examinado las principales oportunidades al alcance de los inversores.

Diversificar para reducir riesgo

Desde el bróker resaltan lo importante que es para los inversores que estén preparados para este tipo de acontecimientos y que sepan qué recursos tienen para reducir riesgos y pérdidas. “Una de esas formas es invertir en un All-weather portfolio, nombre de la estrategia creada por el reconocido inversor Ray Dalio, presidente de Bridgewater Associates, la mayor firma de fondos de cobertura (hedge funds) del mundo”, detallan sus expertos.

¿Qué tiene de importante esta filosofía de inversión? Esencialmente, la idea básica del all-weather portfolio es diversificar las carteras de tal forma que se comporten bien en cualquier condición del mercado y generen rendimientos positivos en casi cualquier entorno. Así, según la metodología de Dalio, la estructura de la cartera debería ser la siguiente: un 40% destinado a la renta fija a largo plazo, un 30% a la renta variable, un 7,5% a oro, y un 7,5% a materias primas.

La idea básica del all-weather portfolio es diversificar las carteras de tal forma que se comporten bien en cualquier condición del mercado y generen rendimientos positivos

Este método de protección de la inversión funciona tanto en épocas de auge económico como de recesión, y “aunque la rentabilidad global de una cartera all-weather sea inferior a la del índice S&P 500, su volatilidad es menor, por lo que ofrece una mejor relación riesgo/rentabilidad”, comentan.

Pero los analistas de Freedom Finance Europe han ido más allá sofisticando la distribución de activos para conseguir mejores rendimientos, y han preparado una selección de fondos cotizados (ETF) que cualquier inversor podrá utilizar en su cartera de valores all-weather.

Fondos cotizados (ETF), activos que componen la cartera

La cartera está compuesta, en primer lugar, por iShares Core S&P 500 ETF. Se trata de un vehículo que sigue el índice del mismo nombre e incluye las quinientas empresas de mayor capitalización que cotizan en las bolsas de los Estados Unidos. Gestionado por el mastodonte de la inversión pasiva Blackrock, este vehículo es el segundo mayor fondo indexado del mundo, después del SPDR S&P 500 ETF, pero con un coste para el cliente de cinco puntos básicos menos que su competidor.

También encontramos en la cartera el iShares Edge MSCI USA Size Factor ETF. Un fondo que agrupa valores estadounidenses de mediana capitalización. Estos emisores representan el mayor segmento del universo bursátil norteamericano y ofrecen una mayor rentabilidad ajustada al riesgo que los valores de pequeña o gran capitalización. Se trata, además, de empresas de mediana capitalización, en crecimiento y a la vez financieramente estables. La principal ventaja competitiva de este ETF es su baja ratio de gastos de gestión en relación con sus homólogos.

Asimismo, el BlackRock Cash Funds Treasury Fund, es un vehículo que permite una mayor diversificación entre países. Al mismo tiempo, no aumenta el riesgo institucional porque incluye empresas de países desarrollados, un importante factor en períodos de turbulencias y de menor popularidad de los activos de riesgo. “Aunque este ETF ha tenido un rendimiento inferior al de sus homólogos estadounidenses en los últimos años, a largo plazo, la asignación de algunos activos a este fondo mejorará la rentabilidad por unidad de riesgo asumida”, creen los expertos de Freedom Finance Europe.

En cuanto al fondo iShares $ Treasury Bond 3-7yr representa otra parte de la cartera. En este caso invierte en bonos del Estado de EE. UU. con un vencimiento medio (de entre 3 a 7 años). Este ETF es el activo menos volátil de una cartera all-weather, por lo que puede resistir mejor los movimientos a la baja de los mercados y afrontar las crisis económicas con mayor seguridad. Sin embargo, en ciclos de expansión, este fondo presenta menores rendimientos.

El fondo iShares $ Treasury Bond 20+yr, igualmente en cartera, tiene características similares al fondo iShares $ Treasury Bond 3-7yr, siendo la principal diferencia la mayor duración, ya que este ETF invierte en valores a más largo plazo y, por lo tanto, es un activo más volátil y sensible a los tipos de interés, sin dejar por ello de ser un sólido vehículo de inversión. “Dicho esto, cuando disminuya la inflación hasta el objetivo fijado y bajen de nuevo los tipos, el ETF podría mostrar un buen crecimiento, comparable al rendimiento de algunos ETF de renta variable”, aseguran desde el corredor de Bolsa.

Estrategias en materia primas

En cuanto a la parte de las materias primas, la opción para la cartera sería el Invesco Optimum Yield Diversified Commodity Strategy No K-1 ETF (PDBC.US), que permite invertir en instrumentos de commodities: gas, petróleo, metales preciosos, metales básicos, cultivos agrícolas, etc. En épocas de inflación elevada, este ETF mantendrá una dinámica positiva y, por lo tanto, equilibrará la cartera all-weather. “Una bajada de la inflación provocará pérdidas en el activo, pero un cambio en la economía hacia una etapa de crecimiento activo hará que Invesco Optimum Yield Diversified Commodity vuelva a una tendencia alcista”, analizan desde la casa.

En última instancia, para mejorar la rentabilidad de la cartera, Freedom Finance Europe ha tomado el VanEck Vectors Gold Miners ETF como fondo que replica el oro. Este ETF tiene una beta superior en relación con el oro, por lo que tendrá una mayor volatilidad y potencialmente mayores rendimientos. Un efecto negativo de esta exposición podría ser un incremento de los costes de producción impulsado por la inflación. “Un criterio clave para elegir este ETF fue su enfoque en acciones de las mayores y más resistentes compañías mineras del mundo, incluyendo gigantes como Newmont y Barrick Gold”, concluyen.

Normas
Entra en El País para participar