Precios

Sánchez admite que el dato de inflación es malo y hay que seguir tomando medidas

El IPC se disparó en junio al 10,2%

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asiste a una sesión de trabajo de una cumbre de la OTAN en Madrid.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asiste a una sesión de trabajo de una cumbre de la OTAN en Madrid. Reuters

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido este jueves que el dato de la subida de la inflación, que en junio se situó en el 10,2 por ciento, es "malo" y "muy grave", y demuestra que hay que seguir tomando medidas en todos los ámbitos para hacer frente a sus consecuencias.

Así lo ha asegurado en una entrevista en TVE recogida por Efe, en la que ha insistido en que la subida de los precios es consecuencia, "en dos terceras partes", a los efectos de la guerra en Ucrania que ha elevado los costes energéticos y de los alimentos.

Ha añadido que esa escalada de precios evidencia que son necesarias las medidas que el Gobierno está poniendo en marcha y que hay que seguir tomando más en todos los ámbitos para atenuar el impacto que supone en el coste de la vida.

Unas medidas que se tienen que adoptar a nivel multilateral y a nivel europeo, ha recalcado, antes de recordar que el Ejecutivo ha defendido, entre otras cosas, la necesidad de reformar el mercado eléctrico para desacoplar la evolución del precio del gas a la factura de la luz.

Normas
Entra en El País para participar