Medios

La matriz de Mediaset cotizará en la Bolsa de Madrid tras la opa

La compañía estudia renunciar al umbral mínimo de aceptación

La matriz de Mediaset cotizará en la Bolsa de Madrid tras la opa

Mediaset contiene la respiración en las últimas jornadas de la opa sobre su filial española. La compañía ha lanzado a través de su matriz holandesa, MFE, una oferta sobre Mediaset España, a cuyos accionistas ofrece 2,16 euros y 4,5 acciones de esa sociedad. Y se ha comprometido con la CNMV a que, en cualquier caso, las acciones de MFE coticen en la Bolsa española, como ya lo hacen en la italiana, según indican fuentes financieras.

La compañía ya anunció en el folleto de la opa que ejercerá el derecho de compra forzosa, lo que provocaría la exclusión de la Bolsa de Madrid, en caso de que supere el 90% de aceptación en la oferta. En ese caso, la compañía ha acordado con el regulador que, en el mismo momento de la exclusión, las acciones de MFE comenzarán a cotizar en la Bolsa española a través de un listing. El objetivo es que los accionistas minoritarios que acudan a la opa y reciban títulos de MFE puedan venderlos en la Bolsa española y no tengan que acudir a una extranjera.

La opa está condicionada a que MFE alcance el 85% del capital, teniendo en cuenta que ya ostenta el 50%. La compañía baraja renunciar a ese umbral mínimo, según indican fuentes de mercados. No obstante, estas mismas fuentes indican que la firma espera superarlo holgadamente, dada la respuesta positiva que han registrado del inversor retail. Y aguardan a que la mayoría de los inversores institucionales presionen el botón de venta en las últimas horas del plazo de aceptación de la opa, que termina el 1 de julio, como es habitual en estos procesos.

Para ello, la compañía lanza varios avisos. El primero es que deja la puerta abierta a promover una fusión de la matriz con la compañía española, una vez que transcurran seis meses. En ese caso, los accionistas que decidiesen quedarse ahora acabarían recibiendo igualmente acciones de MFE, que cotizarían también en España. Pero por el camino se dejarían suculentos incentivos. La compañía descarta, además, lanzar una segunda opa de exclusión en ese caso.

Por un lado, recibir los 2,16 euros por acción que, además del canje en acciones, también ofrece MFE. Y, por el otro, un dividendo en efectivo de 0,05 euros por acción, que podrán cobrar los accionistas que acudan a la opa. La compañía avisa, además, de que Mediaset España no tiene previsto pagar dividendos en los próximos años, mientras que MFE repartirá entre sus accionistas el 50% del beneficio, en base a unas sinergias que computa en 55 millones hasta 2025.

Normas
Entra en El País para participar