Ingeniería

La SEPI dice 'no' a Abengoa y la acerca al mayor concurso de la historia de España

El organismo público resolverá las alegaciones presentadas por la ingeniería antes del 30 de junio y no cambiará su opinión

Los trabajadores atrincherados en las instalaciones de la SEPI han abandonado este lunes su sede

La SEPI dice 'no' a Abengoa y la acerca al mayor concurso de la historia de España

La SEPI dice no a Abengoa. El organismo, en el día que el Consejo de Ministros ha aprobado seis rescates en los últimos coletazos del fondo público, ha excluído a la compañía de ingeniería de la úlima posibilidad para reflotarla. Esto acerca a que la empresa declare esta misma semana el mayor concurso de acreedores de la historia de España, con 6.000 millones de deuda y 5.000 empleados.

Con un grupo de trabajadores de Abengoa atrincherados en la sede de la SEPI desde el martes pasado (unas instalaciones que han abandonado en la noche de este lunes), el organismo público decidió rechazar provisionalmente la petición de 249 millones de dinero público. Aludía a una serie de pleitos legales que arrastra la compañía y que condicionaba la devolución de los fondos. Abrió, eso sí, un plazo de cinco días para que la compañía presentae alegaciones.

Dos días después, Abengoa presentó sus alegaciones a la SEPI, que ha estudiado en los últimos días. Según fuentes del mercado, está previsto que se pronuncie antes del 30 de junio, la fecha en la que termina el plazo para poder utilizar ese dinero público. Pese a que la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, afirmó en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que el Gobierno seguía estudiando la propuesta, está previsto que la SEPI se reafirme en su opinión: Abengoa no cumple los criterios para ser rescatada.

El problema está en que toda la operación de salvamento de la compañía andaluza depende de la participación del dinero público. El fondo californiano Terramar está dispuesto a inyectar 200 millones, pero siempre que participe también la SEPI y la banca, con la concesión de 300 millones en avales públicos.

La negativa de la SEPI aboca a que Abenweco, la filial de Abengoa que agrupa todos sus activos operativos, declare concurso de acreedores el mismo 1 de julio, el día en que expirará la actual moratoria concursal. En esa fecha también vence la oferta de Terramar y la bula de los bancos para postergar el vencimiento de la deuda.

La matriz del grupo, Abengoa SA, lleva en concurso desde febrero de 2021. Y también el 1 de julio termina el plazo para que presente un convenio al juez, que deberá ser aceptado por los acreedores en los dos meses siguientes. En caso contrario, esta sociedad, que apenas tiene unas pocas acciones sobre Abenewco, entraría en liquidación.

El presidente de la matriz y miembro del grupo de accionistas que se oponen al acuerdo con los acreedores, Clemente Fernández, ha dicho que hay que trabajar en una nueva estructura para salvaguardar las unidades de negocio, que pasarían por llevar a concursos y preconcursos de acreedores a partes de la compañía. Además, pidió dos meses a la justicia para evitar la liquidación de la empresa.

Normas
Entra en El País para participar