Textil

Zalando hunde sus previsiones de crecimiento para 2022 por la situación macroeconómica

De pronosticar un crecimiento de ingresos de entre un 12% y un 19% baja a una horquilla de entre un 0% y un 3%.

También reduce a la mitad su previsión de ebit

Zalando hunde sus previsiones de crecimiento para 2022 por la situación macroeconómica

Zalando, el principal operador nativo online de venta de moda en Europa, ha anunciado una importante reducción en sus previsiones para el conjunto del ejercicio, debido a al deterioro de la situación macroeconómica.

Según ha informado en un comunicado, el profit warning se explica al "deteriorase aún más las condiciones macroeconómicas durante el segundo trimestre del año, con el índice de confianza del consumidor de la UE acelerando su caída en junio". Zalando ya anticipó en mayo, en la presentación de los resultados del primer trimestre, que sus resultados para el conjunto del año estarían en la horquilla baja de la previsión anunciada en marzo. Sin embargo, lo anunciado hoy supone un profundo recorte en esas estimaciones.

"La dirección cree que los retos macroeconómicos durarán más y serán más intensos de lo anticipado previamente", dice la compañía. De esperar un crecimiento de los ingresos de entre el 12% al 19% a inicios de año, pasa a una horquilla de entre el 0% y el 3%. La previsión de ebit ajustado baja de un mínimo de 430 millones y un máximo de 510, a una horquilla de entre 180 y 260 millones. Y el valor bruto de venta, es decir, el valor de todos los productos vendidos después de cancelaciones y devoluciones, pasa de una previsión de crecimiento de hasta el 23% a una de entre el 3% y el 7%.

Zalando dice no esperar un rebote de la confianza de los consumidores a corto plazo. "Aunque este nuevo entorno está creando un impacto negativo en nuestro desempeño financiero, nuestra estrategia y nuestros objetivos a largo plazo no cambian. Nuestra visión sigue la de ser el punto de partida de la moda en Europa", valora en un comunicado Robert Gentz, uno de los consejeros delegados de la compañía.

Esta cree que su rentabilidad mejorará de forma significativa en la segunda mitad del año gracias a las nuevas medidas de eficiencia que ha puesto en marcha, como la reducción de la inversión en marketing, o la introducción de un nivel mínimo de compra en los pedidos en 15 mercados adicionales. En el primer trimestre, Zalando sufrió una pérdida neta de 61,3 millones, y experimentó su primera caída trimestral de ventas, con un retroceso del 1,5%. En el segundo espera ser rentable, pero menos de lo esperado.

En los últimos meses, los operadores nativos online de moda están sufriendo los elevados índices de devoluciones de los pedidos, que suponen un importante deterioro en sus márgenes. La británica ASOS lo liga al impacto que la situación macroeconómica está teniendo en la confianza de los consumidores. Además, la reapertura total de los comercios físicos tras la pandemia también ha reducido parte de la demanda en estos especialistas online.

Normas
Entra en El País para participar