Inmobiliario

Colonial espera elevar los ingresos hasta un 60% gracias a sus actuales proyectos

La socimi estudia nuevos mercados, el de Alemania y Reino Unido, pero sin objetivos concretos todavía

Colonial espera elevar los ingresos hasta un 60% gracias a sus actuales proyectos

Colonial espera recoger en breve los frutos de su trabajo de los últimos años. La compañía anunció en la junta de accionistas celebrada este martes en Madrid que prevé que sus ingresos por rentas se eleven desde los 314 millones de euros del pasado año a entre 450 y 500 millones gracias a sus proyectos inmobiliarios y renovaciones de edificios. Esa alza supondría una mejora de hasta un 60% respecto al año pasado, entre 135 y 185 millones adicionales.

La mayor parte de esos nuevos ingresos provienen de los proyectos de edificios en Madrid, Barcelona y París. Concretamente, de la nueva oferta de nueve edificios, la socimi espera logar 79 millones en rentas extras. De esos, algunos ya están entregados, como el de la calle Miguel Ángel 23 en Madrid, que será la nueva sede de la consultora McKinsey, tal como avanzó este diario en abril. Igualmente, Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial, adelantó que el edificio de Velázquez 86 cuenta con un pre-alquiler “casi total”.

En esa lista de proyectos también se encuentra el Plaza Europa en Barcelona, el campus de Méndez Álvaro en Madrid y Biome y Louvre Saint Honoré en París.

Otros 42 millones provendrá de rentas de su programa de renovaciones de algunos edificios, de los que 23 millones ya se han firmado en contratos. Además, según explicó Viñolas, el resto de ingresos adicionales provendrá de nuevas rentas, como 20 millones del edificio de la sede de Amundi en París, y de renovaciones de contratos, en los que se indexa la inflación.

Viñolas aseguró que ya tienen firmados contratos que elevan las rentas a 436 millones y el resto se firmarán entre dos y tres años.

El presidente de la socimi, Juan José Brugera, reconoció, por su parte, que la compañía estudia otros mercados en el exterior más allá de París, donde opera a través de su filial SFL. “Esta compañía sigue estudiando proyectos varios. Unos son dentro y otros son fuera. No hay ninguno que pueda anunciar ahora. Pero lógicamente por la estructuración del mercado de oficinas en Europa, lo que está más maduro es el mercado francés, el mercado alemán, Inglaterra y España”.

Gracias a estos proyectos, al tipo de activos prime y a los mercados en los que opera, Viñolas cree respecto al empeoramiento de la coyuntura económica que la empresa es “más resistente” a la posible recesión a partir de 2023 y a la inflación.

Los accionistas de Colonial también aprobaron en la junta la propuesta del consejo de administración de reparto de un dividendo de 0,24 euros por acción, lo que supone 129,5 millones de euros, un 10% más que el año anterior.

Normas
Entra en El País para participar