Gestión de catálogos

La española Sales Layer capta 24 millones y da entrada en su capital a la estadounidense PeakSpan

La inversión le permitirá acelerar su expansión en el mercado anglosajón. La startup ofrece un software que ayuda a sus clientes a distribuir su catálogo tanto a sus canales de venta directa como a clientes mayoristas y centrales de compra

Álvaro Verdoy  e Iban Borràs, fundadores de Sales Layer.
Álvaro Verdoy e Iban Borràs, fundadores de Sales Layer.

La startup española Sales Layer, que ofrece un software para que las empresas centralicen, enriquezcan y compartan información de sus productos en cualquier canal offline (como tiendas físicas o catálogos en papel, por ejemplo) y online (ecommerce, marketplaces, plataformas de eProcurement…), ha cerrado una ronda de financiación de 25 millones de dólares (unos 23,7 millones de euros). La operación da entrada en su capital al inversor estadounidense PeakSpan Capital, que tiene más de 1.500 millones de dólares en activos bajo gestión.

La compañía también mantiene el apoyo de Swanlaab, el venture capital que con sede en Madrid y Tel Aviv, ha liderado desde 2017 rondas de inversión en 13 startups españolas, y de Bright Pixel Capital, antigua Sonae IM, el brazo inversor en tecnología de la multinacional Sonae Group, que tiene 50 inversiones directas. Ambos han revalidado su confianza en el proyecto, que ha superado, según explican, la situación de pandemia y los cambios comerciales globales que han afectado profundamente al sector B2B y B2C.

Sales Layer, que ha pasado por aceleradoras como Plug and Play, se dirige a fabricantes de productos, importadores y distribuidores del sector B2B o B2C, de cualquier tamaño e industria, a los que ayuda a distribuir su catálogo tanto a sus canales de venta directa como a clientes mayoristas y centrales de compra. En la actualidad cuenta con una base de clientes que incluye fabricantes y retailers globales como Repsol, Teka, Cepsa, Tupperware, Acciona y Titanlux. La compañía se fundó en 2013 por Álvaro Verdoy e Iban Borràs, en Valencia, y presume de haber tenido un crecimiento del 100% anual desde 2017, aunque no revela cuál es su facturación. La startup, que asegura haberse consolidado como líder de su mercado en más de 25 países (“somos número uno entre usuarios en plataformas como G2”), tiene ya casi 80 empleados (“vamos ampliando pantilla casi semanalmente”) y ha cerrado alianzas con Google Manufacturer, Amazon Vendor, BigCommerce y Mercado Libre.

La nueva ronda de financiación y la entrada en su capital de PeakSpan le permitirá dar un empujón definitivo a su expansión en el mercado anglosajón y, muy especialmente, en EE UU. La empresa ya abrió una oficina en Londres. "PeakSpan era el candidato más fuerte para nosotros, ya que su equipo tiene gran experiencia en comercio electrónico, cadena de suministro y transformación digital, donde el software PIM [gestión de información de producto] juega un papel muy importante. Además, la trayectoria de PeakSpan en el crecimiento de empresas europeas en EE UU nos ayudará a acelerar nuestra expansión", asegura Álvaro Verdoy, CEO de la startup, que había levantado otros 3,5 millones de euros en 2020, una ronda en la que participaron Swanlaab, Bright Pixel Capital y Global Omnium.

Para Sales Layer, esta nueva ronda de inversión conlleva la oportunidad de ampliar las capacidades del equipo para responder a una red de clientes y partners cada vez mayor y “mantener un roadmap de innovación acorde a la calidad que esperan los usuarios de software PIM”. En los próximos meses, la startup valenciana empezará una búsqueda “intensiva” del mejor talento en las áreas del desarrollo de software para reforzar las funcionalidades de su plataforma de software “para construir la experiencia de uso número uno en nuestro sector, y seguir siendo líderes en los servicios de soporte y atención al cliente, que nos han hecho sobresalir sobre su competencia de forma constante en plataformas como G2”, remarcan desde la empresa.

La demanda de software PIM se ha multiplicado en los últimos dos años al acelerarse la digitalización con la pandemia, pues las empresas se están viendo obligadas a invertir en infraestructuras digitales y en adaptar sus gestiones de catálogo, ecommerce y experiencias de compra en más canales y formatos que nunca. Esta demanda va a crecer especialmente en el sector B2B, pues el 36% de las empresas espera un incremento del 75% en ventas online B2B y el 83% considera que la omnicanalidad es clave para el crecimiento de negocio. Así lo destacan desde Sales Layer, que advierte además, que todo esto se produce en un entorno repleto de retos para el B2B como el aumento de la complejidad de datos de producto, la exigencia de madurez digital e interconectividad en la cadena de suministro y la demanda de prácticas sostenibles.

En estas circunstancias, el mercado PIM alcanzará un valor de 59.000 millones de dólares en 2025, con un crecimiento del 25% CAGR (tasa de crecimiento anual compuesto). Según algunas empresas de análisis como IDC, el nivel de crecimiento de este software será mucho mayor hasta 2023 que todo el resto de tecnología de comercio electrónico agrupada.

Normas
Entra en El País para participar