Catalana Occidente, abierta a posibles adquisiciones

Busca tanto en el negocio de seguros generales como en seguro de crédito

Francisco José Arregui, director general del grupo Catalana Occidente.
Francisco José Arregui, director general del grupo Catalana Occidente.

El grupo Catalana Occidente está pendiente de las oportunidades de adquisición que surjan, tanto en el segmento de seguros de crédito como en seguros generales. La compañía cotizada quiere participar en la consolidación del sector.

El director general del grupo asegurador, Francisco José Arregui Laborada, ha explicado al medio especializado en fusiones TTR.

Catalana Occidente logró en 2021 un beneficio neto de 468 millones de euros (un 73% más que el año anterior). La entidad está controlada por la familia Serra (38% del accionariado). Su presidente es José María Serra y su consejero delegado es su hijo, Hugo Serra.

El grupo asegurador tiene dos negocios principales. Por un lado, el seguro de crédito (que contratan las empresas para garantizarse que van a cobrar de sus clientes). Opera por medio de las marcas Atradius, y Crédito y Caución. En este segmento ocupa la segunda posición de todo el mundo.

Inclinación por el crecimiento inorgánico

La familia Serra ha hecho crecer Catalana Occidente a golpe de chequera. En 2000 adquirió Crédito y Caución, para entrar en el seguro de crédito. Y en 2009 se hizo con el control total de Atradius, para convertirse en uno de los líderes mundiales de este ramo. Otra de sus grandes operaciones se produjo en 2015, cuando compró el 50,01% que aún no controlaba de Plus Ultra Seguros. La primera parte se produjo en 2011, cuando Groupama se vio abobada a vender por los serios problemas financieros por los que atravesaba.

La otra mitad del negocio (va fluctuando dependiendo del año) está dedicada a los seguros generales, por medio de las marcas Plus Ultra, Nortehispana, Seguros Bilbao, Previsora Bilbaína y Seguros Catalana Occidente. Casi todas estas compañías las ha comprado el grupo durante los últimos 15 años.

El grupo está abierto a seguir creciendo de forma inorgánica. Arregui ha comentado a TTR que Catalana Occidente buscará oportunidades en sus dos negocios principales, “para ganar en escala y generar valor para el accionista”.

En 2019 la compañía ya participó en el proceso para comprar la aseguradora portuguesa, Tranquildade.

Catalana Occidente dispone de 1.800 millones de tesorería que podría utilizar para acometer una adquisición.

Su última compra data en 2018, cuando se hizo con el control de Antares, la aseguradora de salud de Telefónica, tras pagar 161 millones de euros.

Catalana Occidente es el quinto mayor grupo por su negocio asegurador en España, solo por detrás de VidaCaixa, Mapfre, Mutua Madrileña y el grupo alemán Allianz. Su cuota de mercado global es algo superior al 5%.

Uno de los proyectos que tiene previsto llevar a cabo la compañía entre 2022 y 2023 es aglutinar el negocio de seguros generales bajo una única compañía y una única marca.

Como paso previo, Catalana Occidente lleva varios años unificando sus plataformas operativas, de producto y de servicio al cliente, ha explicado Arregui.

Además, va a concentrar la mayor parte de los servicios generales que tiene en Madrid en su nueva sede corporativa. Se trata de una torre de 16 plantas que está terminando de construir en la calle Méndez Álvaro, muy cerca de la estación de tren de Atocha.

La combinación de negocios de seguros generales y de seguro de crédito ha permitido a Catalana Occidente ir navegando con solvencia en diferentes entornos de mercado.

Sin embargo, el mercado no ha reconocido las adquisiciones y la solvencia del modelo de negocio del grupo asegurador, y en los cinco últimos ejercicios las acciones han caído en Bolsa un 26%.

Normas
Entra en El País para participar