Planes de pensiones de empleo

Escrivá logra reponer el tope de las bases máximas de cotización que se eliminó por un error del PSOE

El texto incorpora una deducción del 10% en Sociedades por las aportaciones en las rentas inferiores a 27.000 euros y la elminación del veto del Ejecutivo en la gestión

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El Gobierno ha logrado hoy rectificar un error que cometió el PSOE la semana pasada en la votación del dictamen de la ley de impulso de los planes de pensiones de empleo, y que eliminaba los topes en las bases máximas de cotización a la Seguridad Social, lo que habría obligado a que la totalidad de las remuneraciones a los asalariados hubiera pasado a cotizar al sistema. Con esta corrección, impulsada por el propio ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, las bases máximas de cotización seguirán limitadas.

En la actualidad existe un tope legal por el que las retribuciones salariales por encima de los 4.139,40 euros mensuales están exentas de cotizar a la Seguridad Social, pero un error del grupo socialista en la votación del proyecto de ley que persigue crear un fondo de planes de pensiones de empleo de promoción pública, hizo que se aprobaran varias enmiendas de Unidas Podemos, entre ellas, este destope de las bases máximas.

Pese a que los socialistas intentaron solventar este error de voto ese mismo día, el presidente de la Comisión no lo permitió y emplazó al PSOE a solventarlo a través de un voto particular que se debía votar en el Pleno de hoy que abordaba también las enmiendas de la Comisión. Finalmente, el PSOE y Ciudadanos presentaron sendos votos particulares para rectificar este error y promover el rechazo de las enmiendas de Unidas Podemos, algo que ambas formaciones han conseguido hoy de manera holgada. Así, las enmiendas de los morados han sido rechazadas por una amplia mayoría del hemiciclo (solo han recabado una veintena de votos favorables).

No obstante, la diputada de Podemos Isabel Franco generó cierta confusión al anuciar, durante su intervención y antes de las votaciones de las enmiendas, que su formación había alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social para destopar las pensiones públicas, es decir, quitar el límite actual de la pensión máxima. Dicho pacto no es más que el compromiso de la Seguridad Social a empezar a negociar dicha eliminación de los topes (tanto de las bases máximas de cotización como de las pensiones máximas) de manera progresiva, algo que, dicho sea de paso, está incluido en componente 30 que conforman los compromisos del Ejecutivo con Bruselas para el desembolso de los fondos de restructuración.

De hecho, desde la Seguridad Social inciden en que la elevacion de las bases máximas, acompañada de una subida de las pensiones máximas, es un compromiso del gobierno recogido en el plan de reformas y en la recomendación 5 del pacto de Toledo. Por ello, se abordará en el segundo bloque de la reforma q se llevará al diálogo social próximamente para concretar los detalles, tal y como estaba previsto desde el principio.

Enmiendas aprobadas

En la votación de las enmiendas de esta mañana, también han salido adelante varias transaccionales de Ciudadanos que incluyen en el texto normativo --cuyo dictamen final se votará a primera hora de esta tarde-- una deducción del 10% en la cuota íntegra del impuesto de sociedades por las aportaciones a planes de empleo de trabajadores con rentas brutas anuales inferiores a 27.000 euros  y una parte proporcional a partir de este umbral; la eliminación del veto del Ejecutivo en ciertas inversiones del futuro fondo del planes de empleo de promoción pública; la exigencia a los futuros gestores de parte del Ejecutivo de una experiencia profesional mínima; o la posibilidad de que las empresas puedan desarrollar sus propios planes de empleo al margen de los planes sectoriales que se promuevan dentro de su actividad.

El dictamen del texto saldrá previsiblemente adelante esta tarde con el apoyo de Cs y varios partidos minoritarios, a pesar del rechazo frontal manifestado por los independentistas catalanes de ERC, socios de investidura del Gobierno; y gracias a la abstención de EH-Bildu a cambio de un incremento del 15% de las 440.000 pensiones no contributivas hasta fin de año. Este aumento supondrá un alza de entre 60 y 100 euros mensuales en estas pensiones, que también previsiblemente desaparecerá a final de año.

Normas
Entra en El País para participar