Tecnología

La SEPI afianza su poder en Indra tras alcanzar el 25,15% de sus acciones

Los movimientos de la SEPI y de SAPA permitirán un reparto de poder que permitirá otorgar poderes ejecutivos al presidente de Indra, Marc Murtra, y que esta compañía tome una participación en ITP

Sede de Indra en Madrid.
Sede de Indra en Madrid.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) sigue comprando acciones de Indra y este jueves ha comunicado a la CNMV que ha alcanzado, a cierre de mercado, el 25,15% del capital de la empresa de consultoría y tecnología. El pasado viernes, la entidad pública comunicó que había superado el 24%, tras adquirir el 3,026% que estaba en manos de Corporación Financiera Alba, el holding de la Familia March, y ejecutar otras compras en el mercado.

La SEPI avanza así en su objetivo de alcanzar el 28% autorizado por el Consejo de Ministros. El Gobierno anunció el pasado febrero su intención de elevar progresivamente su participación desde el 18,75% que poseía en ese momento pero sin llegar al 30%, que le obligaría a lanzar una opa sobre la compañía. La sociedad pública empezó a comprar títulos de Indra a partir del pasado 29 de abril, tras la presentación de los últimos resultados trimestrales de Indra.

La entidad pública ha reiterado hoy que está ejecutando las operaciones a través de compras diarias "sin afectar a la cotización del valor" y que su interés en fortalecer su posición en la tecnológica obedece a que "es una compañía estratégica para el país y los intereses esenciales del Estado, tanto en el ámbito civil como en el de seguridad y defensa".

La SEPI ya solicitó hace unas semanas un tercer representante en el consejo de Indra, en el que actualmente tiene dos, Antonio Cuevas y Miguel Sebastián. Para obtener ese tercer sillón, la compañía necesitaba alcanzar el 23% del capital de la tecnológica, algo que ya logró la semana pasada. Esta petición coincide con el final del tercer mandato de Alberto Terol como consejero independiente el próximo 24 de junio. Terol, que lleva 12 años en la empresa, ya indicó su intención de dimitir y cesar de todos sus cargos tras la próxima junta general de accionistas de Indra, que tendrá lugar el próximo 22 de junio en primera instancia y, el 23, en segunda.

A los movimientos dados por la entidad pública se suman los dados por SAPA Placencia Holding, la empresa de defensa vasca que compró el pasado diciembre un 5% de Indra a Corporación Financiera Alba por 90,8 millones de euros. Esta compañía también solicitó la semana pasada su entrada en el consejo de administración de Indra y pidió el nombramiento de Jokin Aperribay Bedialauneta, accionista del grupo vasco y presidente de la Real Sociedad, como nuevo consejero dominical de Indra. Este nombramiento también será sometido a la aprobación de la junta de accionistas.

Dado que la compañía vasca no tiene derecho a tener un consejero en Indra hasta que no alcance un 7,69% de su accionariado por la regla de la proporcionalidad, la petición deja claro que SAPA tiene intención de seguir comprando acciones de la tecnológica hasta la próxima junta de accionistas. 

Los movimientos estratégicos de la SEPI y de SAPA permitirán un reparto de poder que allanará el camino para otorgar poderes ejecutivos al presidente de Indra, Marc Murtra, y que esta compañía tome una participación en ITP, el fabricante de motores vasco, que Rolls Royce vendió al fondo Bain.

Normas
Entra en El País para participar