Financiación

Iberdrola se prepara para poder lanzar híbridos de inmediato ante el alza de tipos

Es la primera corporación española que los incluye en su programa de deuda a medio plazo

Tiene en circulación 8.250 millones de euros en híbridos

Híbridos Iberdrola Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El nuevo entorno de tipos al alza está obligando a las compañías a introducir cambios en sus programas de financiación a medio y largo plazo. Hasta el momento, la emisión de bonos híbridos no se incluía en los programas de emisión de bonos a medio plazo de las corporaciones españolas. Su colocación suele ser algo excepcional y reservada a las empresas más activas en el mercado de capitales. Pero Iberdrola ha decidido incluir la emisión de híbridos en su programa de financiación a medio plazo, con el objetivo de dotarse de la máxima flexibilidad para emitir un tipo de deuda que va a resultar mucho más costosa que en el pasado y para cuyo lanzamiento habrá que estar muy atento a las ventanas de oportunidad en mercado.

Iberdrola va a ser de hecho la primera corporación española en incorporar la posibilidad de lanzar híbridos en su programa EMTN (Euro Medium Term Notes Programme, en la jerga financiera), registrado el pasado miércoles 1 de junio por un importe de 30.000 millones de euros. Una decisión que tiene mucho que ver con ser también la empresa que más volumen de híbridos tiene en circulación, según apuntan fuentes financieras. Un total de 8.250 millones de euros, que contribuyen a reforzar su nivel de solvencia. Así, las agencias de rating computan la mitad de estos bonos como capital y la otra mitad como deuda.

Con su incorporación al programa EMTN, Iberdrola acortará sensiblemente los tiempos para lanzar híbridos al mercado. Hasta el momento, cada una de las emisiones lanzadas ha requerido su propio folleto de emisión pero, a partir de ahora, su lanzamiento podrá ser mucho más ágil, similar al de cualquier bono sénior. Los tiempos para la venta de híbridos en mercado podrán reducirse desde el plazo superior a un mes al entorno de una semana, según explican fuentes de la compañía.

“Iberdrola va a seguir refinanciando sus bonos híbridos porque son parte necesaria en su estructura de capital para acometer el ambicioso plan de negocio. Ahora tendrá más capacidad para aprovechar las ventanas de emisión”, añaden desde uno de los bancos colocadores de la eléctrica.

El año pasado, Iberdrola lanzó dos emisiones de híbridos: una en febrero por 2.000 millones –en dos tramos, con cupones en mínimos del 1,45% y el 1,825%– y otra en noviembre de 750 millones de euros al 1,575%. Será en febrero de 2023 cuando llegue la primera ocasión de amortización anticipada de una emisión de híbridos de Iberdrola, de una colocación de noviembre de 2017 al 1,875%. Y en diciembre de 2023 llegará una nueva ventana de amortización anticipada de una emisión más costosa, al 2,625%, emitidos en 2018. Iberdrola tendría en ambas fechas la opción de amortizar anticipadamente ambas emisiones y de reemplazarlas por otras nuevas, con el fin de conservar sus niveles de solvencia a ojos de las agencias de rating.

Sin embargo, el entorno de mercado ha cambiado notablemente en lo que va de año y “los diferenciales de los híbridos se han ampliado entre 150 y 200 puntos básicos”, explican fuentes de mercado. Emitir híbridos es ahora mucho más caro y ninguna empresa española lo ha hecho aún en 2022, de ahí la importancia de aprovechar cualquier ventana de oportunidad. La última en lanzarlos fue Naturgy, en noviembre, que aprovechó además para recomprar parte de una emisión anterior que tenía un cupón muy superior.

 

Normas
Entra en El País para participar