Valor a examen

Thales, negocio y valor en Bolsa disparados por la guerra

El inicio del conflicto en Ucrania ha acelerado la cotización de la compañía francesa de defensa y seguridad, que sube más del 50% en el año.

Los analistas se han posicionado a favor del valor ante el previsible incremento de la inversión armamentística en Europa

Thales, negocio y valor en Bolsa disparados por la guerra
Getty Images

Thales es una empresa francesa cuya principal actividad está vinculada a la defensa y la seguridad. En poco tiempo se ha convertido en uno de los valores europeos destacado en el año, con una revalorización del 53%. El grueso de la subida se ha producido con el inicio de la guerra en Ucrania: un 37%, desde entonces. El conflicto bélico es un drama social, y también genera claras oportunidades de negocio para determinadas compañías.

La Unión Europea se ha movilizado para un rearme conjunto frente a Rusia, un pacto al que llegaron los veintisiete esta misma semana. Los analistas esperan que se designen grandes inversiones al sector de la defensa y Thales aparece como una de las beneficiadas.

JP Morgan, por ejemplo, tiene la compañía en sobreponderar. En un informe publicado hace unos días, el banco indica que “es un momento muy interesante para los sectores europeos de defensa y aéreo civil”, y argumenta que “el análisis de la Comisión Europea muestra que los presupuestos de defensa de la UE han crecido poco en la última década, suponiendo un retraso significativo frente al avance de Rusia y China”.

Además de defensa y seguridad, donde Thales es uno de los principales proveedores de sistemas de comunicación y control, la compañía tiene otras divisiones: aeroespacial (aviónica, programas de entrenamiento de vuelo, sistemas de simulación...); transporte (señalización ferroviaria, supervisión de sistemas...) aeroespacial (satélites y equipos de comunicación) e identidad digital y seguridad.

En el primer trimestre de 2022 consiguió unos resultados que cumplieron con las expectativas del mercado, tras alcanzar unas ventas de 3.730 millones de euros, que reflejaron un crecimiento del 4,4%, y una entrada de pedidos de 3.030 millones (-3,9%). “La compañía ha sido capaz de confirmar sus objetivos para el conjunto del año a pesar de los problemas de la cadena de suministro y la incertidumbre sobre la recuperación del tráfico aéreo”, comenta Tito Guillermo López, responsable de la mesa de valores de Singular Bank.

Por áreas de negocio, la división de identidad y seguridad es la que más subió en ventas (16%), aunque por entrada de pedidos destacó defensa y seguridad, con un incremento del 26% frente al mismo periodo de 2021. El principal mercado fue Francia, con el 32% de la facturación. El resto de Europa supuso el 22%, Estados Unidos y Canadá, el 13%, y Asia, el 10%.

Divacons AlphaValue destaca que más del 46% de los ingresos de Thales derivan del negocio de defensa, “donde la demanda se mantiene saludable, con márgenes sólidos, una creciente oferta digital tras la adquisición de la tecnológica Gemalto (que le permitirá crear una cartera de soluciones de ciberseguridad)”. Resalta igualmente ”un fuerte énfasis en I+D y un balance saludable”. Sin embargo, también apunta a una alta dependencia del presupuesto del Estado francés –su principal accionista–, un acceso limitado al mercado de defensa en Estados Unidos”, y que “las sinergias previstas con Gemalto podrían tardar en materializarse”.

La firma prevé un segundo trimestre “muy impresionante” para el área de defensa, ya que “en el primero la guerra apenas había comenzado y los gobiernos aún no habían reaccionado. Además registrará el contrato masivo de 80 Rafales [aviones de la fuerza aérea y espacial francesa]”. El 22 de julio presentará los resultados del primer semestre.

Las principales recomendaciones son de compra y de mantener, con un 47% sobre el total cada una, según Bloomberg. El precio objetivo está situado en 132,78 euros, un 15,5% más sobre el valor actual. Citi, Jefferies y Berenberg lo establecen por encima de 140 euros. Divacons AlphaValue es la excepción y tiene el valor en reducir. “Aunque a medio plazo los fundamentales siguen siendo excepcionalmente sólidos, creemos que la mayoría de la dinámica positiva ya se ha tenido en cuenta en el precio de las acciones”, señala.

Una compañía de peso y grandes accionistas

Capitalización. Thales alcanzó máximo histórico el pasado mes de abril a 126,8 euros. Su capitalización se ha colocado por encima de los 24.400 millones, un valor que supera al de compañías del Ibex como Repsol, Endesa, y Aena, entre otras. Cotiza a un PER estimado de 2021 de 17,23 veces y un EV/Ebitda de 9,68 veces.

Dividendo. La empresa ha pagado un dividendo de 1,96 euros en mayo, y prevé abonar otros 0,60 euros el próximo 30 de noviembre; en total sumarán 2,56 euros. La rentabilidad por dividendo es del 2,23% con respecto al precio actual; el pay out llega al 40%. “El mercado esperaba un dividendo algo inferior, de 2,3 euros. El programa de recompra de acciones podría alcanzar un máximo del 3,5% de su capital y se espera que se complete en los dos próximos años”, explican en Divacons AlphaValue.

Capital. El estado francés es el principal accionista, con el 25,67% del capital . Dassault Aviation se sitúa en segunda posición con el 24,62%. Thales cuenta, además, con grandes inversores como BlackRock, Vanguard o Norges Bank, aunque con una participación inferior al 2%.

Normas
Entra en El País para participar