El Corte Inglés recorta en 1.010 millones la deuda a su nivel más bajo en 15 años

El gigante de la distribución cierra las tiendas que tenía en los centros comerciales de La Vaguada y Parquesur en Madrid

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés, e Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.
Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés, e Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña.

El Corte Inglés suelta lastre. El gigante de la distribución ha anunciado la amortización antes de vencimiento de 1.010 millones de euros en deuda, lo que reducirá el pasivo hasta ligeramente por encima de los 2.500 millones. Este es su nivel más bajo en 15 años, desde antes de la Gran Recesión.

La compañía aplicará para ello el efectivo recabado de la venta del negocio de seguros que incluye el 50,01% de cada una de las dos sociedades que desarrollan dicha actividad: SECI y CESS, y la entrada por parte de Mutua en el accionariado de El Corte Inglés. Desde mañana, los grandes almacenes venderán a su clientela exclusivamente seguros de Mutua (antes funcionaban como una correduría y vendían pólizas de muchas aseguradoras).

Con este efectivo, la compañía procederá a la amortización de la única emisión de bonos que aún retiene, por importe de 620 millones. Esta deuda fue lanzada en 2018, expiraba en 2024 y pagaba un cupón del 3%. También amortizará el préstamo ICO, por importe de 390 millones, con el que El Corte Inglés se pertrechó de liquidez en 2020 para pasar el confinamiento.

Esta operación se circunscribe en la apuesta del grupo rebajar considerablemente su coste financiero. En febrero refinanció sus 2.600 millones de deuda bancaria, con el objetivo de rebajar el coste y amortizar la emisión de bonos por 600 millones lanzada en septiembre de 2020, en plena pandemia. Como resultado de estas dos operaciones, El Corte Inglés dejará de contar con bonos cotizada y todo su pasivo estará ligado a los bancos, además de un programa de pagarés con un saldo de 1.200 millones que cotiza en el MARF.

El objetivo con el que trabajaba la compañía en los últimos meses era rebajar el coste de la financiación por debajo del 3%. Este nivel es digno de las empresas con grado de inversión, un nivel al que el grupo de distribución lleva años intentando acceder. Actualmente la nota se encuentra en BB+ (para S&P) y Ba1, para Mooyds. En ambos casos, justo en el peldaño inferior al grado de inversión.

En paralelo la compañía ha decidido dejar de operar las tiendas que tenía en los centros comerciales de La Vaguada y Parquesur en Madrid. Dos establecimientos en los que estaba en regimen de alquiler desde 2018 y que por sus pequeñas dimensiones no podían albergar toda la oferta comercial de los grandes almacenes. Según la compañía se recolocará a todo el personal y se procederá a reforzar la oferta en los centros de Sanchinarro, Castellana y El Bercial.

Acuerdo con Mutua

La operación con Mutua, anunciada el pasado mes de octubre, ha sido rubricada esta mañana tras obtener las autorizaciones administrativas necesarias, tanto de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) como de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Al mismo tiempo, se han hecho efectivos los pagos correspondientes: 550 millones por el negocio asegurador y 555 millones por la participación del 8% en el capital de El Corte Inglés.

En virtud de estos acuerdos, Ignacio Garralda, presidente y consejero delegado del Grupo Mutua se incorpora al consejo de administración de El Corte Inglés, mientras que Javier Mira, director general del Grupo Mutua y presidente ejecutivo de SegurCaixa Adeslas, presidirá SECI y CESS. Por su parte, Jaime Aguirre de Cárcer, hasta ahora subdirector general del área aseguradora de Mutua Madrileña, pasará a ser el consejero-director general de estas dos sociedades.

El nuevo consejo de administración de SECI estará formado por nueve personas. Estará presidido por Javier Mira y contará con cuatro representantes de Mutua Madrileña, tres de El Corte Inglés y dos independientes: Gonzalo Ulloa, presidente de honor en Gómez-Acebo & Pombo, y Juan Zabía, socio director del despacho Zabía Abogados.

Gracias a esta operación, el Grupo Mutua se convertirá en el proveedor en exclusiva para El Corte Inglés de productos aseguradores y de ahorro a partir del 1 de junio. La cartera actual, por lo tanto, se mantiene sin cambios y en las mismas condiciones. Por su parte, CESS, la antigua correduría de seguros del grupo de grandes almacenes, pasa a convertirse en agencia de seguros vinculada a Mutua Madrileña para comercializar los productos de la alianza.

Normas
Entra en El País para participar