Política

Johnson se plantea recuperar las unidades de medida imperiales como la libra y la milla

El primer ministro birtánico, Boris Johnson
El primer ministro birtánico, Boris Johnson REUTERS

El primer ministro británico, Boris Johnson,se plantea llevar a cabo una consulta sobre una eventual reincorporaciónen el país de las unidades de medida imperiales, como la libra, la onza,la pinta, las yardas o las millas.

Así lo indican medios locales, que citando fuentes de Whitehall -oficinas gubernamentales-, señalan que el líder tory hará el anuncio el próximo viernes, aprovechando las celebraciones por los 70 años en el trono de la reina Isabel II -el Jubileo de Platino-, en un intento por eliminar los trazos de regulaciones comunitarias europeas tras el Brexit.

Si bien algunos perciben esta medida como un intento para atraer a los votantes pro Brexit en circunscripciones nacionales tradicionalmente laboristas, otros lo critican.

Actualmente, los comerciantes están legalmente obligados a utilizar unidades métricas, como gramos o kilogramos cuando venden productos empaquetados o al peso en Inglaterra, Escocia y Gales.

Si con el sistema métrico decimal la referencia son 1.000 gramos -o un kilo-, segúnel sistema imperial habría 14 libras en 1 stone, y 16 onzas en una libra, por ejemplo.

El canal británico Sky News recuerda que en un documento oficial fechado el pasado septiembre, la Oficina del Gabinete prometió "revisarel veto de la Unión Europea (UE) sobre las ventas en unidades imperiales y legislar a su debido tiempo".

La medida afronta críticas de algunos diputados conservadores, como Alicia Kearns, que tildó la iniciativa de "tontería".

Kearns, diputada por Rutland y Melton, y una de los al menos 20 parlamentarios tories que públicamente ha admitido haber perdido la confianzaen Johnson por su gestión del escándalo provocado por las fiestas en oficinas públicas durante la pandemia, afirmó en un tuit que "esto no es una libertad derivada del Brexit. Esto es una tontería".

Las unidades para medir y pesar de la UE se introdujeron en este país en 2000, cuando por ley se obligó a los comerciantes a usar unidades métricas decimales para vender al peso.

Aunque sigue siendo legal fijar un precio a los productos atendiendo a su peso en libras y onzas, al mismo tiempo debe mostrarse su equivalencia en gramos y kilogramos.

La consulta que anunciará previsiblemente Johson podría cambiar estas estipulaciones, permitiendo a los comerciantes escoger cómo fijar los precios en transacción con productos frescos.

Para otros, como Brandon Lewis, ministro para Irlanda del Norte, esto "proporciona a los ciudadanos y los negocios la libertad". "Me consta que hay sectores (...) que se alegrarán de volver a esas medidas imperiales", indicó Lewis al canal Sky News.

Agregó que "es una de las pequeñas cosas que podemos hacer tras haber dejado la UE, hay otras cosas más importantes que podemos hacer y queremos hacer, pero esta es una indicación de que ahora tenemos la libertad para tomar nosotros mismos esas decisiones", dijo.

Normas
Entra en El País para participar