Prestaciones

La paga del IPC hace que la nómina de pensiones crezca este año el doble que el año pasado

En mayo se destinaron 10.810 millones para abonar 9,9 millones de pensiones, un 6,4% más que en 2021 o un 4,8% más si se descuenta la compensación por la inflación

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados.

El 1 de mayo pasado la Seguridad Social pagó casi diez millones de pensiones (9.918.996) a las que tuvo que destinar 10.810 millones de euros, como es ya habitual una cifra récord que se supera mes tras mes. Así, la nómina de las pensiones creció un 6,4% respecto al mismo mes del año pasado, lo que supone el doble de lo que crecían estos pagos el pasado año. No obstante, desde el Ministerio insisten en que, para una correcta interpretación de los datos, hay que tener en cuenta que la nómina de 2021 con la que se compara este dato no está actualizada con la desviación del IPC. En términos homogéneos, el incremento interanual es del 4,8%. Si bien a efectos de caja, esta paga queda consolidada en el sistema, lo que supone que se queda en la nómina individual del pensionista.

Este efecto es el último año que se produce ya que a finales de enero de 2022 se abonó por última vez la paga compensatoria por la desviación entre la inflación prevista y la real --conocida comúnmente como paguilla--. Pero, a partir del 1 de enero de 2022 y de forma indefinida se aplica ya el nuevo mecanismo de revalorización, conforme al IPC medio del año anterior (de diciembre de 2020 a noviembre de 2021) incorporado en la Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones.

Además, desde la Seguridad Social recuerdan que, en el otro lado, los ingresos crecen a un fuerte ritmo del 10%, así como las transferencias del Estado, lo que sin embargo no será suficiente aún para equilibrar el sistema que previsiblemente cerrará 2022 con un déficit en torno al 0,4% del PIB en lugar del 0,5% previsto, según adelantó la semana pasada el ministro del ramo, José Luis Escrivá, y volvió a recordar este viernes.

Aun así, el citado incremento de la nómina de las pensiones del 4,8% interanual es superior en casi dos puntos promedios al pasado año por el incremento de la pensión media del sistema que asciende a 1.089 tras aumentar un 5,5% anual, mientras que la pensión media de jubilación es de 1.254 euros al mes, un 5,6% más que en mayo de 2021. A esto hay que añadir el efecto sustitución, consistente en que las nuevas altas de jubilación del Régimen General (1.502 euros) son más de un 30% superiores a las que salen del sistema por fallecimiento (1.132 euros). Y, como tercer elemento que incrementa esta nómina está el aumento del número de pensiones, que en mayo creció un 0,84% hasta los casi diez millones mencionados.

En mayo pasado una de cada cinco pensiones (22%) tenía complementos a mínimos para llegar a la cuantía mínima legal pese a no haber cotizado lo suficiente. En el caso de las pensiones de jubilación eran el 19% las que tenían uno de estos complementos, con fuerte diferencias de género: el 13% de los hombres lo cobra frente al 30% de las mujeres.

Normas
Entra en El País para participar