La falta de oferta dispara el precio de la vivienda a niveles cercanos a la burbuja

El metro cuadrado cerró marzo en los 1.734 euros, según datos del Mitma

Las casas con menos de cinco años se revalorizan a más velocidad

Vivienda burbuja Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La curva que marca el precio de la vivienda en España, en ascenso desde hace varios trimestres, coge velocidad de crucero ante una oferta que no es capaz de responder a la demanda. Según los datos oficiales de tasación inmobiliaria publicados ayer por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), el precio medio del metro cuadrado se situó en el primer trimestre de 2022 en los 1.734 euros, un nivel no visto en más de una década. Para encontrar una cifra superior hay que remontarse a principios de 2011, cuando en España comenzaron a sentirse los efectos de la crisis financiera de 2008. Todo apunta, según anticipan varias fuentes inmobiliarias, a que la escalada continuará en los próximos meses.

Al crecimiento progresivo de la demanda tras el aumento del ahorro familiar que siguió a la pandemia se le han unido en los últimos meses la crisis de suministros y el encarecimiento de las materias primas. El resultado es un nivel de oferta incapaz de absorber la petición de vivienda, un fenómeno que repercute en un aumento de los precios tanto por la traslación de los encarecimientos al valor final como por la paralización temporal de algunas obras, recuerdan estas fuentes.

Según los datos presentados esta semana por Sociedad de Tasación, por ejemplo, el stock disponible de vivienda nueva se ha reducido un 39% en Madrid capital y un 18% en Barcelona durante el último año. Este fenómeno repercute en un aumento de los precios de los inmuebles que todavía siguen alimentando el mercado.

La revalorización de las casas, de hecho, se está viviendo con mayor intensidad en la obra nueva. Según los datos del Mitma publicados ayer, las viviendas con hasta cinco años de antigüedad cerraron el pasado mes de marzo en los 1.980 euros por metro cuadrado, un precio no visto, de nuevo, desde comienzos de 2011. También habría que remontarse a ese año para encontrar un valor mayor de las viviendas de más de cinco años, que cerraron el primer trimestre de 2022 en los 1.726 euros por metro cuadrado.

El aumento de los precios inmobiliarios en el país ha llevado a diferentes organismos a alertar de la situación ante el riesgo de calentamiento del mercado. El Banco de España, aunque considera que la amenaza de la burbuja sigue lejos, ha pedido recientemente vigilar el fenómeno para actuar con contundencia si es necesario. Por su parte, el Consejo General de Economistas reconoció ayer que “el mercado de la vivienda presenta signos de calentamiento, por lo que se hace necesario diagnosticar los factores que lo producen –tipos de interés, inflación, ahorro durante la pandemia, refugio ante la incertidumbre económica– y su posible evolución, para poder evitar la formación de una nueva burbuja”.

Las cifras que ofrece el ministerio muestran que la tendencia de subida es más pronunciada en los mercados más demandados. La provincia de Madrid es la que registra los precios más altos, con el metro cuadrado en torno a los 2.846 euros, una cifra no vista en casi 15 años. Tras ella se sitúa Guipúzcoa (2.819 euros), que se ha mantenido relativamente estable a lo largo de la serie histórica, y Baleares (2.611 euros) y Barcelona (2.535 euros), dos provincias que presentan una curva parecida a la de Madrid. Aunque a mayor distancia, los precios en Málaga también repuntan hasta los 1.980 euros por metro cuadrado. Sevilla, Zaragoza o Valencia, por su parte, siguen todavía lejos de los máximos previos a la burbuja, en una horquilla que oscila aproximadamente entre los 1.300 y los 1.450 euros.

Los mercados más calientes, que marcan el rumbo del fenómeno en España, también muestran las diferencias que hay entre la obra nueva y la que tiene más de cinco años de antigüedad. Según los datos del Mitma, el precio del metro cuadrado cerró el primer trimestre del año en los 3.128 euros en la Comunidad de Madrid, el valor más alto de esta serie histórica que parte del año 2010. En la provincia de Barcelona, por su parte, el valor del metro cuadrado cerró en los 2.910 euros para esta tipología de vivienda, una cifra levemente inferior a la anotada en algunos trimestres del ejercicio 2010.

Los precios de Madrid, al límite

La subida de los precios de la vivienda también se está trasladando al mercado del alquiler. Según los datos presentados ayer por Fotocasa, la ciudad de Madrid está a las puertas de llegar al precio máximo histórico. En la capital, el precio del alquiler está a un 7% de volver a obtener máximos, y algunos de sus distritos más próximos al centro muestran variaciones por encima del 10%, como en Centro, Latina o Barrio de Salamanca. Por su parte, el precio del alquiler en la Comunidad de Madrid está a un euro y diez céntimos de marcar un nuevo récord, con 14,55 euros el metro cuadrado. Su precio más alto lo alcanzó en plena pandemia, en abril de 2020, con 15,45 euros. En la compraventa, los precios siguen al alza con un incremento del 4,1% hasta los 4.063 euros el metro cuadrado. Es el precio más alto desde agosto de 2008, según los datos del portal inmobiliario.

Normas
Entra en El País para participar