'Wecrashed' ¿Existen los unicornios?

La serie retrata el proceso fallido de salida a bolsa cuando se modifica el folleto informativo para convertirlo en un catálogo de marketing

Jared Leto y Anne Hathaway encarnan a Adam y Rebekah Newmann en 'WeCrashed'.
Jared Leto y Anne Hathaway encarnan a Adam y Rebekah Newmann en 'WeCrashed'.

En el ámbito financiero y bursátil se denomina unicornio a una start-up que alcanza una valoración superior a los mil millones de dólares. La razón del nombre es simple, son animales mitológicos o de leyenda que muchos podemos pensar que no existen, o de hacerlo son una “rara avis”, como ocurre en el mundo empresarial.

La nueva serie de Apple TV Wecrashed narra la historia del nacimiento, auge y declive de Wework, que formó parte de ese selecto grupo de compañías privadas denominadas “unicornios” y que por valoración en una de sus rondas de financiación llegó a ser la segunda compañía privada más grande del mundo. La serie expone, utilizando un extenso flashback, la historia de su fundador Adam Neumann (un gran Jared Leto) y su mujer Rebekah Palthrow (impresionante Anne Hathaway) y la invención y desarrollo de la compañía de espacios de coworking en plena poscrisis financiera. El alquiler de oficinas compartidas era un concepto ya inventado y con dificultades de rentabilidad, pero que el matrimonio protagonista, con una capacidad inusitada de vender su idea a clientes, trabajadores y sobre todo inversores, intentan convertir en una especie de movimiento o “religión” donde, pese a no conseguir la viabilidad financiera de la compañía en más de una década, si logran el apoyo primero de empresas de venture capital, y después de la banca de inversión representada por Softbank, bajo la premisa de que se trata de una compañía absolutamente distinta, sin límites en su crecimiento, y donde lo digital y lo tecnológico pueden tener cabida.

La personalidad de Neumann, y el ideario new age de su esposa (que declara que la misión de la empresa es crear “conciencia global”, pero sin aterrizar en ningún momento el concepto) hacen que la historia, y por ende la serie, tenga un tono satírico o incluso de humor absurdo, pero dramáticamente real, que pone en contexto las burbujas que en determinados momentos y con ciertos fundadores puede producirse en el ecosistema de la inversión millonaria en el mundo occidental. En este sentido Wecrashed se alinea con otra serie reciente muy interesante y recientemente estrenada The Dropout. Auge y Caida de Elizabeth Holmes, sobre la compañía biotecnológica Theranos.

Los excesos financieros del matrimonio, que tomaron prestamos de cientos de millones a cuenta del valor futuro en bolsa de su compañía, el culto al líder a quién nadie se atrevía a contradecir en el seno del consejo de administración, el crecimiento rápido pero ausente de rentabilidad, la confusión entre la esfera patrimonial personal y empresarial, las pérdidas millonarias sin control esperando algún día alcanzar la rentabilidad, o la entrada en otros negocios claramente desvinculados del core de la compañía son algunos de los elementos que muestran, muy acertadamente en la serie, las grietas de una compañía, que probablemente se vio presa de las expectativas que alrededor de la misma logró crear su fundador, un comercial innato, y potenciaron los medios de comunicación y los inversores profesionales.

Particularmente interesante es como retrata la serie el proceso fallido de salida a bolsa de WeWork cuando, frente a la ortodoxia financiera que Wall Street exige a todas las compañías que comienzan a cotizar, el matrimonio fundador, en plena batalla con sus inversores de referencia y desoyendo sus consejos expertos, modifica el folleto informativo de salida a bolsa para convertirlo, fotos incluidas, en una especie de catalogo de marketing de la empresa. Esta circunstancia causó un revuelo enorme en el ámbito financiero y llevó a cuestionarse la capacidad de gestión de su CEO, su modelo de negocio, su futura generación de ingresos, y culminó con la suspensión del proceso de inicio de cotización de Wework en el mercado de valores.

Wecrashed es una serie magnifica, con un guión milimétrico, unas interpretaciones memorables y una gran dirección de producción, que refleja cómo, también en el ámbito de las start-ups, las burbujas pueden crecer y crecer, para después explotar y arrastrar con ellos a fundadores, inversores y, lamentablemente, también a empleados que eran retribuidos a través de opciones sobre acciones y que vieron destruidas sus expectativas de beneficiarse con la salida a bolsa de la compañía.

Jose Luis Luceño Oliva, profesor de Loyola Másteres.

Normas
Entra en El País para participar