Automoción

Gestamp duplica la capacidad de su fábrica de Japón

Por el plan de crecimiento en Asia

Centro de Gestamp en Matsusaka.
Centro de Gestamp en Matsusaka.

Gestamp es uno de los pocos fabricantes de componentes de automoción que está instalado en Japón, que cuenta con una de las industrias de las cuatro ruedas más competitivas del mundo. El grupo de la familia Riberas se implantó en el país nipón en 2018 con un planta de estampación en caliente de piezas. Si ya era una de las mayores del planeta en su especialidad, Gestamp ha decidido duplicar su capacidad. La corporación española quiere aumentar su presencia en Asia, que ya concentra más de la mitad de la producción internacional de vehículos.

Ubicada en la localidad de Matsusaka, el centro contará a partir del próximo año con una segunda línea de estampación en caliente de nueva generación. Integrará una gran prensa con un horno eléctrico "ecológico" que evitará la quema de gas a la hora de calentar los formatos de estampación.

Con este refuerzo, Gestamp suministrará a sus clientes japoneses componentes más ligeros, de alta resistencia y de una sola pieza. Un avance que ayudará a la transición del sector hacia el vehículo eléctrico. Tras la ampliación, la planta de contará con una superficie construida superior a los 17.700 metros cuadrados.

En Japón, Gestamp cuenta además con dos oficinas. Una en Tokio y otra en Yokohama de su filial alemana Edscha.

Normas
Entra en El País para participar