Industria

Aernnova entra con Lilium en los aviones eléctricos para ciudades

Participación en la aeronave Lilium Jet, con despegue y aterrizaje verticales

Aeronave Lilium Jet impulsada por baterías.
Aeronave Lilium Jet impulsada por baterías.

Aernnova entra en la movilidad aérea propulsada al 100% por electricidad. El grupo alavés ha alcanzado un acuerdo con la corporación alemana Lilium para el diseño conjunto y posterior fabricación en serie del sistema de sujeción de la propulsión de la aeronave Lilium Jet, de despegue y aterrizaje vertical. Volará en rutas de corto recorrido, especialmente en las ciudades en las que el tráfico diario de superficie está congestionado.

Aernnova se sitúa con este proyecto en la aviación urbana del futuro, que aliviará el tránsito de las carreteras y permitirá un tráfico aéreo en las grandes urbes. Un escenario que de momento parece una película de ciencia ficción como la de Blade Runner, con naves volando entre los rascacielos. Su capacidad de despegue y aterrizaje permite la operación en los actuales helipuertos. Puede utilizarse para vuelos privados, con asientos de lujo, o adaptar la cabina con capacidad para seis pasajeros. O sin plazas, para el mercado logístico de cero emisiones.

La autonomía de Lilium Jet será de 155 millas con un velocidad promedio de 175 mph (millas por hora). Podrá recargar sus baterías en media hora o en quince minutos por el sistema de recarga rápida. Su fabricación en serie pudiera iniciarse en 2025, tras superar los procesos de homologación.

NetJets, el principal operador del mundo de aeronaves para vuelos privados, y FlightSafety International, del ámbito de la formación aeronáutica, han firmado la opción de compra sobre 150 unidades. La aerolínea brasileña Azul también ha reservado 220 reactores Lilium Jet, con un apartado de inversión para una nueva red de recarga de sus baterías.

Brasil contabiliza 100 millones de pasajeros aéreos al año por la gran dimensión del país. En ciudades como Sao Paulo, con un tráfico que desborda las carreteras y con problemas de seguridad ciudadana en los estacionamientos, es frecuente el vuelo diario de decenas de helicópteros a los centros de negocios, que cuentan con helipuertos.

La empresa que preside Iñaki López Gandásegui será clave para el desarrollo del sistema de sujeción del motor o "flap" del Lilium Jet, que se integra en la parte trasera de las alas. Es fundamental porque garantiza la sustentación de la aeronave al interactuar con el flujo de aire del motor.

Incorpora además los sistemas de propulsión vectorial, que permiten el vuelo vertical y horizontal. Los motores eléctricos de esta aeronave aportarán eficiencia aerodinámica, reducirán el ruido y proporcionarán un control de vectorial que facilitará las maniobras en el aire.

Las pruebas de vuelo de Lilium Jet ya han comenzado, tanto en Alemania como en el Centro de Ensayos en Vuelo Atlas de Villacarrillo (Jaén). Tiene previsto para el próximo verano el primer vuelo en España de un prototipo de demostración. Hace tiempo que surca los cielos del país germano, en diferentes pruebas.

Lilium quiere consolidarse como de uno de los referentes en el futuro transporte aéreo regional sostenible de alta velocidad. Aernnova es un suministrador de primer nivel de estructuras aeronáuticas para los principales constructores del sector, como Airbus, Boeing y Embraer.

El director de operaciones de Lilium, Yves Yemsi, considera que Aernnova es "el socio perfecto" por su experiencia en los ámbitos de las estructuras metálicas y de material compuesto en el sector aeroespacial. Yemsi ha añadido que para Lilium es importante poder colaborar "con los mejores proveedores" de esta industria y "aprovechar su experiencia".

Ricardo Chocarro, consejero delegado de Aernnova, ha manifestado que, con una trayectoria de 28 años en el sector, la empresa alavesa está "orgullosa de formar parte de este proyecto tan emocionante y único". El Lilium Jet "tiene la oportunidad de cambiar la industria de la aviación de forma positiva y sostenible".

El diseño de la futura aeronave está adaptado al transporte de personas y mercancías.Con despegue y aterrizaje vertical, con impulsión 100% eléctrica que elimina las emisiones y reduce el ruido, es una de las soluciones para la descarbonización del sector aeronáutico. Los puntos de recarga de las baterías se están diseñando para que estas operaciones se puedan completar en media hora. Y en un 80% de los casos en tan solo quince minutos.Con una hoja de ruta que incluye unos veinticinco vuelos al día.

En su lanzamiento participan grupos de Alemania, Estados Unidos, Brasil y ahora España con Aernnova. Lilium, fundada en 2015, cuenta 750 trabajadores, de ellos 450 son ingenieros aeronáuticos. Con sede en Múnich, su equipo se reparte por Europa y Estados Unidos. Por su parte, Aernnova tiene 5.000 empleados y extiende sus actividades por diversos países.

Lilium trabaja para la certificación de su aeronave por las agencias EASA y FAA, europe y americana, respectivamente. Tiene que conseguir unas homologaciones similares a las de la aviación comercial. Construirá varios prototipos para su certificación en 2023. Luego vendrá un periodo de pruebas de 15 a 18 meses, para recibir la acreditación de tipo oficial en 2025. A partir de esta fase es cuando puede iniciarse la producción en serie de la aeronave.

Ferrovial

Lilium prevé la construcción de aeropuertos para su modelo eVTOL, como se denomina a las aeronaves impulsadas por baterías que pueden despegar y aterrizar en vertical. Para su instalación y explotación ha firmado un acuerdo con Ferrovial. Al frente del grupo alemán está Tom Enders, ex consejero delegado de Airbus y Eads, y David Neeleman, fundador de las aerolíneas JetBlue (en Estados Unidos) y Azul en Brasil.

Normas
Entra en El País para participar