Lisa Ann Hill: “Apostamos por la digitalización de los quirófanos”

La empresa quiere unificar en un centro de datos las herramientas digitales de que disponen

Lisa Ann Hill, directora general de Johnson & Johnson MedTech España.
Lisa Ann Hill, directora general de Johnson & Johnson MedTech España.

Lisa Ann Hill (Nueva York, 1974) es la primera mujer que dirige desde comienzos de este año la compañía de dispositivos médicos de Johnson & John­son en España. No es la única novedad que la multinacional, metida de lleno en el proceso de escisión en dos sociedades, ha puesto en marcha. Desde hace poco más de un mes, esta división ha pasado a llamarse Johnson & Johnson MedTech. Se trata de algo más que un cambio de identidad. Responde al objetivo de la empresa, que “es estar mucho más centrado en la tecnología y en lo digital”. Para conseguirlo, invirtió en I+D un 15% de las ventas obtenidas a escala global en 2021, 14.000 millones de dólares (unos 13.260 millones de euros), un porcentaje que se mantiene en el primer trimestre de 2022.

¿Por qué ha cambiado de nombre la división que dirige?

No solo es un cambio de identidad. Promete ser algo mucho más lanzado hacia la tecnología, a lo digital, y mucho más acorde a lo que queremos conseguir: crear un ecosistema digital con el que tener cubierta toda la atención al paciente, desde antes, durante y después de la intervención quirúrgica.

¿En qué consiste ese ecosistema digital?

Son una serie de soluciones digitales que estamos implementando y que cubren desde el momento en que el paciente empieza a pensar que necesita una cirugía, luego todo el proceso de esta intervención y, posteriormente, la recuperación. Queremos cerrar este bucle digital y estar seguros de que hemos cubierto todas estas necesidades.

La cirugía general, las arritmias e ictus centran nuestro negocio

¿Qué les falta para cerrar ese bucle?

Estamos trabajando ahora en la cuestión de los datos. Tenemos diferentes soluciones, pero cada una de ellas toca un aspecto de la experiencia del paciente. Lo que queremos es unificarlas. Esto es lo que llamamos data hub. No se ha hecho todavía y lo que nos gustaría es conectar estos datos, por el bien del paciente, para poder proporcionarle la asistencia correcta y óptima y aprender.

¿Cuánto dinero está invirtiendo la compañía en investigación?

Invertimos enormemente en I+D. El 15% de las ventas logradas por Johnson & Johnson a escala global en 2021, y que ascendieron a 93.800 millones de dólares (unos 88.950 millones de euros), se destina a investigación. Son algo más de 14.000 millones de dólares (unos 13.260 millones de euros). Este porcentaje se mantiene en este primer trimestre de 2022, donde además le puedo decir que estamos creciendo por primera vez a niveles prepandemia.

¿Hacia dónde dirigen la inversión?

Tenemos muchos nuevos productos que se lanzan cada año, pero lo que es nuevo e intentamos implementar es la parte de las soluciones digitales.

¿En qué áreas se centran?

La cirugía general sigue siendo el segmento más importante de nuestro negocio. Otras áreas son las enfermedades cardiovasculares, las arritmias y el ictus. También, en la parte ortopédica, tenemos soluciones para las cirugías y los implantes. No podemos olvidar tampoco las prótesis de mama para las reconstrucciones y la obesidad, para la que también aportamos una solución quirúrgica.

Animaría a todo el sector a que aprovechara la oportunidad de los fondos europeos para renovar la tecnología

¿Cuáles son algunas de esas soluciones con las que ya cuentan?

En 2020 firmamos un acuerdo estratégico con la empresa francesa Visible Patient. Esta hace modelos en 3D que permiten al cirujano decidir qué abordaje va a hacer al paciente en la operación. En alrededor del 30% de los casos termina cambiando. Además, se puede reducir hasta entre media y una hora el tiempo de la intervención. Colaboramos con este sistema, entre otros, con el Hospital Clínico de Valencia. Otro ejemplo es la adquisición en 2017 del Surgical Process Institute (SPI), que permite optimizar y estandarizar los procesos quirúrgicos, reduciendo hasta en un 50% las complicaciones y la estancia en el hospital. Esto lo estamos haciendo en el Hospital Bellvitge de Barcelona.

¿Va a hacer más compras?

Vamos a continuar construyendo nuestro ecosistema digital. Intentamos cerrar el bucle. Empezamos con programas asistenciales, luego viene todo lo que hemos comentado y, finalmente, lo posquirúrgico.

¿Y desde el punto de vista de la logística?

Los hay también, como el Tagging RFID, que funciona en el Hospital Clínic de Barcelona. Son códigos de barras que pueden ser escaneados y que permiten controlar y ayudan con la gestión de todo el material y también con la reposición del mismo.

Estandarizamos procesos quirúrgicos para reducir las complicaciones y estancias en un hospital

¿Y en sostenibilidad?

Lo que nosotros tratamos de enseñar, después de comprobar con los datos que el quirófano se lleva una parte considerable de los consumos de un hospital, es que siendo más eficaces en la cirugía, reduciendo infecciones que eviten reingresos y nuevas intervenciones, baja el consumo de energía, agua y otros recursos. También estamos mirando lo que hacen en los Países Bajos o en el norte de Europa con sus programas de reciclaje de dispositivos médicos.

¿Cómo van a ayudar los fondos europeos a la renovación tecnológica de los dispositivos médicos de los hospitales?

Animaría a todo el sector a que aprovechara esta oportunidad de los fondos europeos. Lo que vemos ahora es que los hospitales están apostando por proyectos de quirófano inteligente, algo que va completamente alineado con nuestra visión de la digitalización de la cirugía. Muchos están construyendo nuevos bloques quirúrgicos, como el 12 de Octubre de Madrid. Otros están lanzando nuevos proyectos, como el Hospital del Mar de Barcelona. Quieren que no solo el edificio sea moderno, sino igualmente toda la experiencia del paciente. Y ahí nuestro papel es proponer todas estas soluciones.

¿En qué les beneficia la división de Johnson & Johnson en dos compañías?

Creo que el hecho de tener un enfoque del nuevo Johnson & Johnson nos permitirá acelerar inversiones en las áreas que más nos pueden aportar. Está también la oportunidad de una colaboración más estrecha con nuestros compañeros de la parte de farmacia de Janssen. Vamos a poder trabajar de manera más directa como dos socios. Hay áreas muy interesantes para trabajar con ellos, como son, por ejemplo, la oncología, tanto en medicamentos como en el área quirúrgica.

Normas
Entra en El País para participar