Transporte

La CNMC exige transparencia a Renfe en su oferta de alquiler de locomotoras para mercancías

Obliga al operador dominante a publicarla cada final de año, y hasta 2025, en ayuda de los competidores

Una locomotora de Renfe Mercancías.
Una locomotora de Renfe Mercancías.

Los competidores de Renfe en el transporte de mercancías van a tener acceso a la oferta de alquiler de locomotoras de la operadora pública, a través de Renfe Alquiler, con mayor antelación y transparencia, según mandato publicado esta mañana por la CNMC. Hasta ahora, señala el supervisor, el sistema de alquiler ha sido “poco eficiente” y las locomotoras se iban asignando por sorteo a través de un modelo que ha acabado encareciendo el material. La queja partió el año pasado de la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas (AEFP) y de algunas de sus asociadas a título particular.

Estas máquinas son vitales para que las operadoras alternativas puedan mover sus trenes, ante lo que la CNMC ha instado a Renfe a publicar en su web al final de cada ejercicio las previsiones de alquiler, al menos del año siguiente y hasta 2025. El 1 de enero de este último año se va a analizar de nuevo la situación.

Renfe Mercancías alegó que la inestabilidad y la volatilidad actual del mercado por la invasión de Ucrania, el aumento de precios de materias primas o la escasez de semiconductores, “imposibilita la toma de decisiones sobre el material rodante excedentario susceptible de ser vendido [a Renfe Alquiler o en el mercado], y por tanto la puesta a disposición de la información, con la antelación requerida”. Pero la CNMC se ha mostrado inflexible en su requerimiento.

La Disposición Adicional decimosexta de la Ley del Sector Ferroviario obliga a Renfe Alquiler a “facilitar el acceso de los operadores a parte de su material de forma transparente, objetiva y no discriminatoria, dando publicidad a su oferta de tal forma que su contenido pueda ser conocido por todas aquellas empresas ferroviarias que estén interesadas”. Renfe Mercancías, proveedora de Renfe Alquiler, tiene 75 locomotoras diésel de la serie 333.3, remodeladas entre 2022 y 2010, y un centenar de locomotoras con tracción eléctrica de la serie 253. Y las empresas alternativas cuentan con 36 locomotoras de la serie 335, hasta 30 de ellas alquiladas a Alpha Trains, además del material rodante arrendado a Renfe.

La CNMC explicita en su informe que Renfe “tiene incentivos a limitar la transparencia sobre la disponibilidad de material rodante por su potencial impacto en la predisposición de las empresas ferroviarias a pujar por su alquiler”.

Nuevo sistema con el precio como criterio

El procedimiento por el que la operadora pública pone material a disposición de sus rivales apenas cumple un año y ya ha sido criticado por la CNMC, tanto por la escasez de locomotoras como por la incertidumbre sobre el momento en que Renfe Alquiler las saca al mercado. El regulador añade que la adjudicación por sorteo también ha incidido en precios superiores de arrendamiento.

En mayo, junio y noviembre del año pasado se asignaron ocho locomotoras, siete de ellas por sorteo y cinco a un precio un 20% más alto que el resultante del mecanismo de asignación anterior.

Hasta hace un año, las empresas que precisaban locomotoras ofrecían el mayor plazo de arrendamiento para llevarse la máquina. En caso de empate, la asignación se resolvía con sorteo ante notario. Ahora, se oferta plazo y precio de alquiler dentro de una horquilla predeterminada. De este modo, a igualdad de tiempo, prima el precio en la adjudicación. Un sistema que fue bendecido el año pasado por la CNMC, pero que resultó impugnado por la AEFP al considerar las condiciones no objetivas ni orientadas a costes ni al valor residual de las propias locomotoras.

Déficit de máquinas

La CNMC ha advertido que esta escasez de oferta continuará e incluso se agravará en el futuro a la vista de las medidas de estímulo que se avecinan para el transporte ferroviario de mercancías. También advierte de la llegada de un nuevo ciclo inversor en locomotoras debido a cambios en importantes ejes de transporte de carga, como el Corredor Mediterráneo o el Túnel de Pajares. Estos serán electrificados a 25.000 V, frente a los 3.000 V en corriente continua de la red convencional, y pasarán a tener ancho europeo y señalización ERTMS.

El ministerio de Transportes busca que se duplique la cuota modal del ferrocarril en el mercado de la carga a través de la iniciativa Mercancías 30. En este contexto, el órgano que preside Cani Fernández ve deseable “el aumento de la oferta de alquiler y que las locomotoras se pongan a disposición de las empresas con transparencia y se anuncie con antelación suficiente”.

Normas
Entra en El País para participar