Operaciones

Colgate-Palmolive irrumpe en la puja por Lacer

Las pujas parten de los 500 millones

Colgate-Palmolive irrumpe en la puja por Lacer

La apretada puja por Lacer tiene un nuevo invitado de postín. El gigante del cuidado personal norteamericano ronda la subasta por la compañía española de dentífricos, según indican fuentes financieras. El otro gran fabricante de pastas de dientes se enfrentará a la pujanza de los fondos de capital riesgo, que también han puesto en la diana esta compañía familiar.

Lacer era uno de esos oscuros objetos de deseo del private equity y de sus competidores. Es una compañía del disputado sector farmacéutico, con una marca consolidada en España, pero en manos de su fundador, el suizo afincado en España Helmut Andress, que no se planteaba vender. Las cosas cambiaron cuando el año pasado Andress murió sorpresivamente y sus cuatro hijos – Daniela, Nora, Elsa y Karl– lo ven de una manera diferente.

La familia ha encomendado a los bancos de inversión AZ Capital y Oquendo Corporate para pilotar la operación. Lanzaron el proceso hace un mes y ayer recibieron las primeras ofertas no vinculantes. Las fuentes consultadas indican que las pujas parten de los 500 millones de euros. Cuatrecasas se encarga de los asuntos legales. Fuentes de los bancos asesores han declinado hacer comentarios.

El proceso ha atraído el interés de los fondos de capital riesgo. Entre los que se han interesado figuran los internacionales Advent, Carlyle, Ardian, Freeman Capital y PAI, así como el español Portobello.

Sin embargo, las características propias de la firma la hacen muy atractiva para ser adquirida para sus competidores, como una fórmula para entrar o reforzar su presencia en el mercado español. El nombre más relevante de los que han rondado la compañía es el del principal competidor de Lacer en los estantes del supermercado, Colgate-Palmolive. El gigante estadounidense cuenta con una extensa red de marcas, además de la enseña dentífrica y el fabricante de champús, como los geles y desodorantes Sanex.

El otro gran grupo del sector que ronda a Lacer es la estadounidense Cooper, quien también se ha planteado presentar oferta. El objetivo, en su caso, es entrar en el mercado español con una marca ya conocida y, a través de ella, introducir el resto de sus productos.

Negocio

La mayor parte del negocio de Lacer proviene de la venta en el mercado nacional de productos farmacéuticos, de cuidado de la salud y de higiene personal. También interviene en la fabricación de estos productos para terceros, tanto en el mercado nacional como internacional. Cuenta a la vez con un pequeño negocio inmobiliario, basado en el arrendamiento de locales y naves industriales, englobado en la sociedad Inmobiliaria Comercial Cerdeña. En 2020 ingresó por este área 1,16 millones y obtuvo un beneficio antes de impuestos de 611.000 euros.

La compañía, que tiene una plantilla de más de 200 empleados, ingresó en 2020, el último ejercicio con cuentas auditadas depositadas ante el Registro Mercantil, 147 millones de euros, un 0,15% más que en el año anterior pese a la eclosión de la pandemia. Los beneficios fueron de 17,14 millones, un 38% menos que en el ejercicio anterior.

Lacer afronta el proceso de venta libre de deuda bancaria. Cuenta con un préstamo de 671 millones con el Ministerio de Industria. La compañía contaba, a 31 de diciembre de 2020, con una caja por cerca de 60 millones de euros.

Esta previsto que los vendedores, aconsejados por sus bancos asesores, seleccionen una lista corta de contendientes la próxima semana. Estos finalistas contarán con algo más de un mes para realizar las labores de due diligence y remitir sus ofertas finales. El calendario previsto pasa por contar con un ganador antes de agosto.

Normas
Entra en El País para participar