Textil

La pandemia se lleva por delante 35.000 empleos y 17.000 tiendas del comercio textil

La facturación del sector cayó en 2021 a un mínimo de 8.902 millones, según Acotex

Comercio en liquidación por cierre en Aranda de Duero (Burgos)
Comercio en liquidación por cierre en Aranda de Duero (Burgos)

El comercio textil ha sufrido de forma frontal los efectos de la pandemia, tanto en niveles de empleo, como de funcionamiento de sus comercios y, evidentemente, en su facturación. En los dos años transcurridos desde que apareció el Covid-19, el número de tiendas dedicadas a esta actividad ha pasado de las casi 62.000 que se contabilizaban en 2019, a las 44.672 con las que finalizó el año 2021, según los datos dados a conocer este jueves por la patronal Acotex.

En total, más de 17.200 comercios han echado el cierre, cerca del 30% del total que había en 2019. Aunque la mayor parte se registraron en 2020, en 2021 también se desaparecieron 2.429 comercios de este tipo, pese a la vacunación y la progresiva desaparición de las restricciones. La incidencia en el empleo ha sido directa. El número de trabajadores en establecimientos textiles era de 163.846 a la finalización del pasado año, 35.266 menos que en 2019, equivalente al 18% del personal que empleaba el sector entonces.

"Estamos muy preocupados, porque muchas cadenas están  desapareciendo y muchas tiendas cerrando. El formato físico se está viendo reducido. El sector está en una situación precaria y ahora tenemos la espada de Damocles con la devolución de los ICO. Necesitamos financiación, porque la situación es preocupante", ha explicado el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, este jueves en declaraciones que recoge Europa Press.

Según el informe de la asociación, que representa a unos 15.000 puntos de venta del sector, la facturación del mismo en 2021 cayó a un mínimo histórico de 8.902 millones de euros, un 16% que en 2021 y menos de la mitad que en 2019. El gasto familiar ha pasado, en dos años, de 1.256 euros a 786, y el peso de la compra de ropa en la cesta de la compra ha caído por debajo del 5% anual.

En este contexto, los formatos que han mejorado su cuota en la venta de productos textiles son los grandes almacenes, que han pasado de un 34,1% a un 38,1% en dos años; los hipermercados, que han mejorado del 25% de 2019 al 28% de 2021; y las acadenas especializadas, que han saltado de un 8,6% a un 8,9%. Por contra, las tiendas multimarca, las que más se pueden asemejar a un pequeño comercio textil, han pasado de un 17% a un 9,9%, siendo superados en ese tiempo los outlets. El online, por su parte, alcanza el 15,5%, según los cálculos que hace Acotex.

Esta asociación habla de una recuperación a largo plazo, pensando en el segundo semestre de 2023. Este año espera un crecimiento a doble dígito sobre los bajos niveles de 2021, en un entorno en el que "nadie esperaba una invasión de Ucrania, ni los incrementos de los costes". Sobre esto y el impacto en los precios, Zamácola haexplicado que es "razonable" que se produzcan subidas, "siempre que el consumidor lo pueda asumir", añadiendo que "vender a base de descuentes no es sostenible", recoge Europa Press.

Normas
Entra en El País para participar