Bebidas

ISS pide votar en contra de reelegir a dos consejeros españoles de Coca-Cola EP

También se opone a que Olive Partners no tenga que lanzar una opa pese a ganar control accionarial

Manolo Arroyo y Mario Rotllant, consejeros de Coca-Cola EP
Manolo Arroyo y Mario Rotllant, consejeros de Coca-Cola EP

El proxy advisor Institutional Shareholder Services (ISS) ha pedido el voto en contra sobre varios puntos del orden del día de la próxima junta de accionistas de Coca-Cola Europacific Partners (CCEP), y que tienen que ver con consejeros y accionistas españoles.

Uno de ellos es el de la reelección de los consejeros Manolo Arroyo y Mario Rotllant Solá. El primero no es otro que el responsable de marketing de Coca-Cola Company a nivel global, y que se sienta en el consejo de administración de la embotelladora desde mayo del año pasado, como consejero no ejecutivo. El segundo es vicepresidente de Olive Partners, primer accionista de la compañía, y expresidente de Cobega.

Ambos forman parte del comité de remuneraciones del consejo de CCEP, punto que motiva la negativa de ISS, ya que considera que "la política de la compañía requiere que los comités de retribuciones estén compuestos únicamente por consejeros independientes", algo que no son ni Arroyo ni Rotllant.

La empresa defiende el voto positivo, ya que el comité en cuestión tiene una mayoría de consejeros independientes, y que los dos consejeros a reelegir "son representantes de los dos máximos accionistas de la compañía, y es natural que estos quieran tener palabra en las remuneraciones de los ejecutivos sénior, y no implica conflicto de interés con otros accionistas".

ISS también da su postura contraria a un punto habitual de las juntas de CCEP: la dispensa para que Olive Partners, la sociedad de la familia Daurella, que es la primera accionista de la compañía, no tenga que lanzar una opa sobre la compañía pese a que su participación, del 36,4%, se refuerce como consecuencia de los programas de recompra de acciones que acometa la embotelladora. El proxy cree que esto aumenta las preocupaciones sobre un "control progresivo" de la compañía.

Por último, ISS también pide votar en contra de la política de remuneraciones, que se votará en la junta. Por contra, el otro proxy que ha emitido sus valoraciones, Glass Lewis, ha dado su opinión favorable a todos los puntos planteados por CCEP de cara a la junta con los accionistas.

Normas
Entra en El País para participar