Las criptomonedas rebotan con fuerza tras el desplome de los últimos días

El bitcóin sube más del 7% y Binance un 20%

Un cajero automático en Florida (EE UU), que permite cambiar bitcóin por dólares.
Un cajero automático en Florida (EE UU), que permite cambiar bitcóin por dólares.

Las criptomonedas no han dicho su última palabra. La inmensa mayoría de divisas electrónicas registra hoy importantes subidas, después de varias sesiones en las que parecía que iba a haber un colapso inminente de toda esta nueva industria de activos digitales.

El dinero virtual más famoso, el bitcóin, sube a primera hora de la mañana más de un 7%, y se cotiza por encima de los 30.000 dólares. Otras monedas populares, como BNB (del bróker Binance) se ha disparado hoy un 20%. El Ethereum, también muy negociada, sube un 8,3%.

Con todo, estos nuevos activos virtuales acumulan en el año un fuerte recorte, que en el caso del bitcóin o el Ethereum supera el 35%. Todas ellas se han visto muy afectadas por el cambio de tono en la política monetaria de Estados Unidos. Las subidas de tipos de la Reserva Federal han puesto fin al dinero barato y han hecho que los inversores traten de evitar posiciones de riesgo, sean acciones de compañías tecnológicas o criptoactivos.

Ayer, además, el mercado de los activos digitales sufrió una convulsión más fuerte de lo normal, porque empezaron a extenderse las dudas sobre las denominadas stable coins, monedas virtuales que prometen una paridad estable con una divisa fuerte, normalmente con el dólar.

El desencadenante de la crisis fue el colapso de las monedas TerraUST y Luna, que llegaron a perder más del 90% de su valor. Esto afectó a la stable coin más popular, Tether. Después de dos años cotizando exactamente a un dólar por cada Tether, ayer llegó a depreciarse un 5%. La caída fue muy relevante porque Tether sirve como garantía para muchos inversores que especulan con varias criptomonedas. Sin esa garantía está en duda, muchas operaciones decaen.

Emérito Quintana, asesor del fondo de inversión Numantia Patrimonio y experto en criptomonedas, relativiza las correcciones de los últimos días y recuerda que el bitcóin ya ha sufrido otras caídas aún más fuertes en sus 12 años de historia. "Hay que fijarse en que la mayoría de los bitcóin no están cambiando de manos. Hay muchos jugadores potentes que mantienen su inversión y que no han optado por vender aunque haya habido caídas. De hecho, el movimiento del mercado lo provocan más nuevos jugadores que entraron con un afán puramente especulativo".

Mientras, en Estados Unidos algunos legisladores están impulsando una nueva regulación para las stable coins, para que sus promotores tengan que garantizar esa paridad con el dólar.

Normas
Entra en El País para participar