Infraestructuras

ACS gana 136 millones en el primer trimestre, con todos sus negocios en beneficios

El resultado mejora un 60% descontando la aportación de 110 millones de Servicios Industriales entre enero y marzo de 2021

Sede central de ACS en Madrid.
Sede central de ACS en Madrid.

La venta del área de Servicios Industriales en diciembre del año pasado ha dejado una ACS centrada en los negocios de construcción y concesiones, en los que logra mayor rentabilidad en el inicio del presente 2022. El grupo que preside Florentino Pérez ha declarado un beneficio neto de 136 millones, con un alza del 59,7% sobre los 85 millones ganados en el mismo periodo de 2021.

Esta avance tiene en cuenta la desconsolidación de la aportación de la citada división que fue traspasada a Vinci, que contribuyó con 110 millones de beneficio entre enero y marzo del año pasado. Incluida la antigua actividad que encabezaba Cobra, ACS ganaba a marzo de 2021 hasta 195 millones, un 30% por encima de los 136 millones declarados esta tarde.

Los ingresos en términos comparables (sin Servicios Industriales) ascienden un 8,4%, hasta marcar 6.926 millones, el 90% obtenidos fuera de España. El ebitda avanza a mayor ritmo y se sitúa en los 399 millones, con una mejora del 21,6% con la contribución de Abertis y la recuperación de la rentabilidad de la filial de servicios Clece. El ebit, de 283 millones, crece un 38%.

ACS tiene en beneficios a sus distintas áreas de negocio. Gana 81 millones por Construcción (un 11,7% más), donde ha sido clave la reanimación de la actividad de las filiales Dragados y Hochtief. Las ventas de Construcción han sido de 6.406 millones (un 7,9% más que a marzo de 2021 y el 64% facturado en Norteamérica). Con un resultado bruto de explotación de 326 millones, el margen de ebitda del área es del 5,1%.

El resultado neto de Concesiones pasa de cuatro millones en negativo a 16 millones. La compañía ha resaltado ante la CNMV la recuperación del tráfico en las autopistas de Abertis (un 15,8% de crecimiento), situándose en niveles anteriores a la pandemia. La concesionaria catalana, en la que ACS cuenta con el 50% del capital, ha mejorado en 20 millones su contribución al ebitda, y en 16 millones la aportación al beneficio neto de su accionista. De los 16 millones ganados por Concesiones, 9 millones proceden de la citada Abertis (fueron seis millones en negativo un año atrás) y algo más de 6 millones han sido obtenidos por Iridium. Las ventas pro activos en concesión ascienden a 1.126 millones, con un avance del 5,3%, y el ebitda sube un 7,6%, hasta los 762 millones.

Servicios (Clece) aporta 8 millones, con un alza del 18%, y otros negocios, entre ellos los de actividades inmobiliarias y de energía retenidos tras la desinversión de Servicios Industriales, entregan 30 millones.

La cartera de contratos, de 65.870 millones (un 4,6% más), depende en un 51% de Norteamérica; un 29% está firmado en Asia Pacífico; un 10% procede de Europa; los negocios en España aportan un 8%, y la cartera en Norteamérica es del 2% sobre el total.

La deuda neta hace un año era de 3.691 millones, cifra que pasa a una posición neta de caja actual de 655 millones. La mejora se debe a la desinversión en Servicios Industriales por 4.902 millones.

Normas
Entra en El País para participar