Textil

Mango invertirá más de 100 millones en EE UU para abrir 30 tiendas hasta 2024

Acaba de estrenar ‘flagship’ en la Quinta Avenida de Nueva York, en la que ha invertido 12 millones de dólares

Escalará al top 5 de sus mercados más importantes

La nueva tienda de Mango en la Quinta Avenida de Manhattan, Nueva York. Ver fotogalería
La nueva tienda de Mango en la Quinta Avenida de Manhattan, Nueva York.

Mango da el gran salto en EE UU. La compañía textil catalana abordará en los próximos tres años uno de los planes de crecimiento más ambiciosos de su historia, marcándose el objetivo de abrir más de 30 tiendas propias en el país y alcanzar las 40 en 2024, lo que le convertirá en uno de los cinco mercados principales para la firma.

Un plan que superará los 100 millones de euros de inversión en ese plazo, y que empieza desde el corazón de Manhattan, en la Quinta Avenida, donde Mango ha abierto esta semana su nueva flagship en el país, junto a una joyería Tiffany y a escasos metros de Central Park. Un espacio de 2.100 metros cuadrados, ubicado en una de las arterias comerciales más relevantes del mundo, y en el que la compañía ha invertido 12 millones de dólares. "Es un hito histórico, un sueño. Para nosotros abrir en la Quinta Avenida es un paso importantísimo", explicó el consejero delegado, Toni Ruiz. "Queremos consolidar este mercado, y esta apertura es reflejo de esa apuesta. La situación de la compañía es la óptima para hacerlo", añadió.

Mango vuelve a intentar dar el salto en EE UU, aunque en esta ocasión lo hace con sus propios recursos y con la aspiración de ser un actor relevante en el comercio textil del país. Pasará de las seis tiendas actuales a esa cuarentena, tanto a pie de calle como con alianzas con los principales operadores de centros comerciales del país, y con un mayor horizonte geográfico.

Con la apertura de la Quinta Avenida, la textil completa su presencia en el área metropolitana de Nueva York y lo que ha clasificado como la primera fase de su expansión. En una segunda, que se desarrollará entre este año y 2023, se centrará en el estado de Florida, con aperturas en Boca Ratón, Orlando, Tampa y Miami. En esta última, abrirá este verano un local en Lincoln Road, la principal calle comercial de la ciudad.

Completada esta fase, el plan de expansión pasará al sur del país, con aperturas previstas en Atlanta (Georgia); en Dallas, Houston y Austin, en el estado de Texas; en Phoenix (Arizona), Las Vegas (Nevada), y en Los Ángeles y San Diego, ya en California. Todas recibirán el producto desde un almacén logístico ubicado en Pennsylvania. Además, Mango ha formado un equipo de más de 50 personas en el país.

Facturar 100 millones

El primer objetivo de la compañía será el de superar los 100 millones de facturación en EE UU. Algo que, según su consejero delegado, deberá conseguir "próximamente, mucho antes de tres años". A ello ayudará la tienda de la Quinta Avenida, que "estará en el top 3 de tiendas del mundo de Mango con mayor facturación", adelantó Toni Ruiz. "A nadie se le escapa que estar en esta calle es el sueño de cualquier empresa de distribución. Tenerla es una prueba de orgullo y un mensaje de que tenemos un plan serio", señaló el director de expansión de la compañía, Daniel López.

Pero la implantación física será solo una pata del crecimiento de Mango en EE UU. La compañía proyecta que, en ese año 2024, el 70% de sus ventas vendrán por el canal online, tanto por su web propia, como con la asociación con los marketplaces de Macy's. Nordstrom y Zappos, que le permitirá llegar a todos los estados del país. Hoy, EE UU ya tiene un porcentaje de venta online superior al de la media del grupo, del 42% a cierre del último ejercicio.

La nueva tienda de la Quinta Avenida también incorporará la tecnología habitual para conectar el mundo físico y el digital, como una zona de recogida de pedidos online en el local y, como novedad, acoge en formato físico la colección de formato NFT que la compañía ha lanzado en su estrategia en el Metaverso, con obras de Joan Miró, Antoni Tàpies y Miquel Barceló.

EE UU, India y Europa, las bases para el futuro de Mango

La apuesta por el crecimiento a futuro de Mango no solo pasará por su ambicioso despliegue en EE UU, que según su consejero delegado, Toni Ruiz, no se acomete para compensar la caída del mercado ruso.

"Viene desde hace tiempo, no es para compensar, es una oportunidad". El propio Ruiz se refirió a un "interesantísimo plan de expansión" para los próximos años, en el que la tienda física seguirá siendo parte principal, y en el que ya tiene identificados los mercados prioritarios. Fuera de Europa, la gran apuesta junto a EE UU es la India, donde solo este año tiene proyectadas un mínimo de 10 aperturas, con las que superará el medio centenar y se convertirá en su principal mercado asiático, con la ambición de seguir escalando en el ranking internacional de Mango. Allí identifica como mercado potencial para su oferta textil a una población de 100 millones.

Dentro de Europa, Francia, Italia, Reino Unido, Alemania y España son los prioritarios. "En nuestros principales mercados,  nuestra cuota es pequeña. Tenemos mucho terreno por ganar", dijo Ruiz. Este se mostró "muy satisfecho" por la evolución de las ventas en el arranque de 2022, pese a las incertidumbres con las que ha comenzado el ejercicio. "Estamos muy sorprendidos con la evolución de las tiendas. Somos muy optimistas". Uno de los puntos clave del año es la inflación.

La directora financiera de Mango, Margarita Salvans, explicó que Mango no ha realizado "subidas lineales". "Nos hemos adaptado a las tendencias del mercado, que este año pasan por el color, la fiesta, vestidos para el verano. Esto hace que la oferta sea de un precio un poco mayor, pero no por haber subido precios". Respecto a la diferencia entre el precio en España y EE UU, reconoció ser algo superior en este último. Toni Ruiz apuntó que, "analizando el poder adquisitivo en EE UU, nuestras prendas son incluso más asequibles aunque el precio sea mayor".

Como parte de su estrategia en este país, Mango también ha llegado a un acuerdo con la escuela de moda Parsons, una de las más importantes del mundo, con la firma de un convenio a cinco años con una aportación por parte de la compañía española de 250.000 euros, dirigidos a programas de estudio de los estudiantes de la escuela.

"El objetivo de este acuerdo es apoyar a la nueva generación de líderes globales en el campo del diseño y el retail a través de becas de formación", se explicó desde la firma

Normas
Entra en El País para participar