Deporte

LaLiga pregunta al ICAC cómo computar el acuerdo con CVC

La patronal duda si provisionar el exceso de interés pagado en los años tres y cuatro

LaLiga pregunta al ICAC cómo computar el acuerdo con CVC

LaLiga trata de esclarecer los últimos detalles de su acuerdo con CVC. Pese a que las partes ya han dado el pistoletazo de salida al pacto –que supone que el fondo obtenga el 8,2% de los derechos televisivos durante cinco años a cambio de 1.900 millones–, la patronal aún no tiene claro cómo computar contablemente el acuerdo. Y para ello ha elevado una consulta al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, ICAC, dependiente del Ministerio de Economía.

“La Liga iniciará una consulta al ICAC sobre el tratamiento contable propuesto por LaLiga de la remuneración al emisor (...) para asegurar que no hay ningún impacto accidental en el grupo LaLiga o en los clubes”, según reza el folleto preliminar de emisión de bonos al que ha tenido acceso CincoDías.

La clave del conflicto está en cómo se computa la remuneración a La Liga Impulso, la sociedad construida de manera conjunta por CVC y LaLiga, durante los primeros cuatro años, donde no contará el porcentaje estándar del 8,2%. Este multiplicador, que variará según el ebitda de La Liga, será inferior a ese umbral en las dos primeras temporadas y superior en las dos siguientes.

De esta manera, la consulta versa sobre si La Liga Impulso debe provisionar durante los dos primeros años parte del porcentaje que pagará de más durante los años tercero y cuarto. El hecho de que la remuneración a CVC durante estos cuatro primeros años no sea la estándar se explica por un intento de asegurar el mínimo impacto en el presupuesto de los clubes para los próximos años y garantizar sus proyectos de crecimiento en marcha, tal y como indican fuentes de mercado. De hecho, el acuerdo con CVC supone una suerte de rescate financiero a las cuentas de muchos clubes, muy castigadas por la pandemia.

La resolución de este organismo que pilota Santiago Durán puede obligar a renegociar el acuerdo. El folleto reconoce que esto provocaría, por un lado, que CVC pudiese exigir a LaLiga una participación superior al 8,3% que ostenta en la sociedad compartida. También obligaría a las partes a modificar la remuneración al fondo de capital riesgo a un porcentaje que variaría entre el 8,024% y el 8,726%, según el ebitda obtenido por la competición. Y pasar a computar la temporada 2021/2022 entera y ninguna parte de la 2071/2072, cuando expiraría el acuerdo.

"Si el ICAC decide un diferente tratamiento contable del acuerdo esto provocaría (...) el emisor [CVC] deberá suscribir acciones adicionales en LGISL [La Liga Impulso SL], que ostenta el 8,3% de su capital, y el SHA [el acuerdo de cesión de derechos entre La Liga y la sociedad participada por CVC] deberá ser modificado tan pronto como sea posible", indica este documento.

Esta cuestión aún pendiente con el regulador de los auditores puede dar la vuelta al acuerdo. Es uno de los riesgos que CVC cita en el folleto de emisión de bonos con los que busca financiar la operación. Admite que el acuerdo y los retornos en él comprometidos con La Liga aún pueden ser modificados. El fondo advierte a los inversores de que la rentabilidad de la inversión está íntimamente ligada con el desempeño de la competición y de aspectos como la capacidad de los clubes de atraer a los craks del momento a sus plantillas. También de la presencia de Madrid y Barça o de que La Liga pase a jugarse los días entre semana, dos casos ante los que las partes han pactado que modificarían su acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar