Luis Urquijo: “La sicav ha multiplicado por ocho su valor en 22 años”

La familia creó la gestora en 2018 y ya administra casi 200 millones

Luis Urquijo, consejero delegado de Muza Gestión.
Luis Urquijo, consejero delegado de Muza Gestión.

Hijo, nieto, bisnieto y tataranieto de banqueros e inversores, Luis Urquijo Rubio (Madrid, 1972) lleva el ADN financiero corriendo por sus venas. Los Urquijo tenían desde 1999 una sicav llamada La Muza para gestionar parte del patrimonio familiar, acumulando una rentabilidad media anual de más del 10%. Los buenos retornos les animaron a dar el paso y crear su propia gestora de fondos, Muza Gestión, en la que Luis ocupa el cargo de consejero delegado y su hermano Estanislao es el presidente.

La Muza hace referencia a una zona de Llodio (Bizkaia) donde está el palacio de los marqueses de Urquijo. Allí veraneaba la familia, fundadores del Banco Urquijo, durante generaciones. En 1972 los marqueses vendieron el palacio, que se ha acabado convirtiendo en un centro cultural y un parque público, el parque de Lamuza.

Del mismo modo, los Urquijo han querido con Muza Gestión, creada en 2018, ampliar el radio de acción de los inversores que se pueden beneficiar del talento gestor de la familia. A la sicav original, que gestionó durante diez años el padre de Luis y Estanislao, han añadido un fondo de inversión convencional, Muza FI. Entre los dos vehículos ya tienen casi 200 millones de euros de activos bajo gestión.

El fondo obtuvo una rentabilidad estratosférica del 36,8% el año pasado y en 2022 se mantiene en positivo (+7%) pese a las fuertes correcciones de casi todos los mercados. “La sicav ha logrado muy buenos resultados, consiguiendo multiplicar el patrimonio por ocho en sus 22 años de vida”, explica Luis Urquijo.

Ahora, la principal preo­cupación de los gestores es la inflación. “Parece evidente que en la próxima década vamos a tener un régimen de precios más altos del que teníamos en los años anteriores. Y esto es un importante desafío a la hora de invertir”.

El consejero delegado de Muza Gestión considera que hay una serie de elementos estructurales y culturales que harán que la inflación se siga manteniendo alta. Desde “un mal planteamiento de la transición energética, en la que se ha querido ir demasiado rápido”, con unos costes excesivos de las primas por emitir CO2, hasta una expansión monetaria “brutal”, que ha llevado a un crecimiento desmesurado de los balances de los grandes bancos centrales.

Preguntado por las importantes caídas que han vivido la mayor parte de mercados bursátiles en el arranque de año, Urquijo lo tiene claro: “Estamos donde queremos. Para nosotros la volatilidad es nuestra droga. Si queremos buenas rentabilidades necesitamos que también haya rentabilidad”.

La cartera de su fondo y su sicav tiene una importante concentración en Bolsa española, aunque por folleto pueden invertir en toda Europa. Incluso en América. En México mantienen una posición en una compañía de seguros de automóviles.

También tienen empresas mineras, como Atalaya Mining (que explota las minas de Rio Tinto), así como Vidrala. “Nos parece una compañía que tiene una importante capacidad de fijación de precios, lo que es clave en un entorno inflacionista como el actual”.

Normas
Entra en El País para participar