Omron inicia un roadshow para mostrar su propuesta de fábrica del futuro

Los robots móviles no sustituyen a operarios, sino que trabajan con ellos

Robots autónomos de Omron
Robots autónomos de Omron

La compañía líder mundial en soluciones de automatización industrial Omron ha iniciado estos días en Barcelona un ambicioso roadshow que le llevará a los principales países de Europa para presentar su catálogo de robots y otros equipos colaborativos de vanguardia.

Este proyecto comenzó a gestarse a finales de 2021 en el Centro de Automatización de Robots Móviles Autónomos que tiene Omron en Annecy (Francia) y pretende acercar a las empresas nuevas herramientas y equipamientos tecnológicos basados en la colaboración flexible entre el hombre y la máquina.

La exposición permitirá a las empresas que participen en la gira comprobar de primera mano cómo los robots pueden solucionar algunos de los principales retos que han de afrontar en sus plantas cada día. Tareas como el paletizado y despaletizado de paquetes, el transporte y la trazabilidad de las mercancías pueden ser realizadas por estos equipos de manera totalmente autónoma.

El Flexible Manufacturing Roadshow inició su viaje en Francia e Italia para visitar a continuación de Barcelona los países nórdicos, Reino Unido, Irlanda, Alemania y Portugal, finalizando en el Benelux. En las distintas demostraciones que se van a llevar a cabo se podrá ver en acción a los robots móviles totalmente autónomos más potentes de Omron, los HD-1500. Estas máquinas están pensadas para poder transportar cargas de hasta 1.500 kilos. Además, está previsto enseñar muchas otras soluciones entre las que destacan los sistemas de transporte autónomo de cajas y palés, dispositivos que permiten paletizar y despaletizar paquetes, así como su clasificación y las soluciones de visión de máquinas MicroHAWK integradas en un marco de trazabilidad, gracias a las cuales se puede conocer en todo momento dónde está cada producto.

Cada vez que se realiza una presentación de robots o de avances tecnológicos que suponen el paso de una tarea manual desarrollada por un trabajador a otra realizada de manera automática surge la polémica. “Nosotros no planteamos la sustitución de todos los operarios que se encargaban de estas tareas por estos robots”, sentencia José Antonio Cabello, director general de Omron para España y Portugal.

Labor del operario

Omron defiende que el operario esté presente. “Con un proceso de formación previo, nosotros apostamos por que ese personal que antes cargaba en los palés la mercancía ahora pueda dedicarse al control de los robots, participe en su programación, se encargue de la toma de datos y detecte posibles anomalías”, explica Cabello. “De esta manera, creemos que facilitamos una fabricación más ágil y flexible, con menos dependencia de la mano de obra, que puede dejar así de asumir las tareas más penosas, y dedicarse a otras más cualificadas. Las soluciones de Omron permiten un menor consumo de energía y un aumento de la eficiencia general de los equipos y suponen una garantía de futuro para la era digital”, insisten desde la compañía.

Además de las demostraciones de fabricación flexible en las que se pudo ver actuar a los robots en directo, la reunión celebrada en Barcelona contó con la presencia de algunos de los socios integradores de sistemas de Omron, como Capgemini. Stéphane Robert, director industrial de Capgemini Engineering, aportó diferentes consejos prácticos basados en los procesos de fabricación reales, dirigidos a procurar una integración perfecta de las soluciones automatizadas de Omron en un ecosistema de producción más amplio.

“La industria se enfrenta en estos momentos al reto de estar cada vez más cerca del consumidor. Avanzamos en dotar a las empresas de soluciones electrónicas para digitalizar sus plantas y la sensorización y el tratamiento de los datos son sin duda los pilares”, sostiene Robert, quien al tiempo reconoce que en estos momentos la mayor preocupación de muchas compañías es cómo reducir sus costes energéticos.

Preguntados por el coste y el tiempo medio de amortización de estos robots, desde Omron explican que oscilan entre los 15.000 euros de los más sencillos y con menos capacidad de carga hasta los 40.000. El plazo de amortización oscila entre uno y tres años, dependiendo del uso que se les dé, estiman en Omron. Fabricantes de los sectores de alimentación y bebidas, automoción y farmacéutico, las tres áreas donde se concentra el negocio de Omron, tendrán la oportunidad de ver cómo funcionan estos dispositivos e incluso podrán tocarlos. “Estamos encantados de sacar de la fábrica algunas de nuestras soluciones de automatización hombre-máquina más dinámicas”, asegura Eduardo De Robbio, director de Desarrollo Empresarial Estratégico de Omron.

 

Formación y talento, las claves

Capacitación. El 90% de los operarios que en la actualidad se dedican en las plantas a tareas de carga y descarga o transporte y clasificación de mercancías no cuenta con la cualificación suficiente para poder interactuar con esta clase de robots, por lo que la formación se ha convertido en el principal reto de las empresas.

Perfiles. Otro de los problemas con los que se están encontrando algunas marcas interesadas en implantar estos sistemas de producción automatizada es la falta de ingenieros y titulados superiores encargados de diseñar y desarrollar los software requeridos para ello.

Titulaciones. Además de la escasez de titulados superiores, otra de las disfunciones detectadas es la falta de adecuación de los curriculum o contenidos que abordan algunas titulaciones con lo que requieren las empresas después en el mercado. “Es la eterna distancia que en ocasiones percibimos entre empresas y Universidad, algo que hay que subsanar porque nos va el futuro en ello”, aseguran en Omron.

Relevo generacional. Y en paralelo a la falta de personal, las compañías muestran su preocupación por el relevo generacional en marcha. Con edades medias de más de 55 años, han de encarar la jubilación de buena parte de sus plantillas sin recambio a la vista. Captar nuevo talento es, por tanto, urgente.

Normas
Entra en El País para participar