Transporte

CAF gana un 25% más con un récord de pedidos de 10.000 millones

La movilidad sostenible juega a favor del tren y de los autobuses eléctricos

Tranvía de CAF en Luxemburgo.
Tranvía de CAF en Luxemburgo.

La tendencia a la movilidad sostenible juega a favor del negocio de CAF, centrado en el transporte ferroviario y en los autobuses impulsados por baterías para el transporte de viajeros en las ciudades. El grupo de Beasain (Gipuzkoa) ganó 20 millones netos en el primer trimestre, un 25 % más. Con unas ventas de 736 millones de enero a marzo, lo que supuso un incremento del 11,17 %. 

La cartera de pedidos se sitúa en niveles de récord histórico y supera los 10.000 millones. Sin contabilizar contratos posteriores al 31 de marzo, como el proyecto de 525 millones para el tren ligero de Tel Aviv (Israel) y los ingresos de 100 millones por el suministro de autobuses impulsados por hidrógeno para ciudades como Villach (Austria) y Mallorca. Estos 600 millones se podrán consolidar en el balance del ejercicio en curso, según fuentes del grupo vasco.

CAF ha conseguido estos resultados pese a los problemas derivados de la anterior huelga de transportes, que interrumpió su actividad durante cinco jornadas, y por los retrasos causados por el colapso de la cadena de suministros, que se han agudizado tras la invasión de Ucrania por Rusia. Además, su filial polaca Solaris, que concentra la producción de autobuses del grupo, tuvo una huelga de 28 días, convocada por los sindicatos durante las negociaciones por la subida de los salarios.

Estas situaciones estresaron el margen bruto de explotación (Ebitda), que tuvo un crecimiento positivo, pero apenas del 0,88 %, al contabilizar 57,1 millones. Precisamente y en base a esta referencia, el margen sobre ventas retrocede al 7,8 %, desde el anterior 8,6 %.

En relación con las perspectivas para 2022, a CAF le preocupa la guerra de Ucrania, No por su exposición al conflicto y sí por las repercusiones en la cadena de suministros. Los costes energéticos también juegan en contra, al igual que el confinamiento de Shanghái, puesto que la urbe china es clave para la logística mundial.

 

Normas
Entra en El País para participar