DCN

La promotora de la histórica Operación Chamartín cambia de nombre a Crea Madrid Nuevo Norte

BBVA, Merlin y San José deberán aprobar en junta de accionistas la nueva denominación de Distrito Castellana Norte

Recreación del desarrollo de Madrid Nuevo Norte.
Recreación del desarrollo de Madrid Nuevo Norte.

La promotora de la histórica Operación Chamartín cambia de nombre para adaptarse al nuevo proyecto. Distrito Castellana Norte (DCN) -empresa controlada por BBVA y que tiene a Merlin Properties y San José como socio minoritarios- modificará su denominación a Crea Madrid Nuevo Norte, tal como aparece publicado este viernes en el Borme y adelanta Cinco Días.

En la convocatoria de junta de accionistas, la empresa lleva a votación la modificación del artículo uno de sus estatutos sociales con la finalidad de cambiar la denominación de la sociedad anónima, un punto que ya se ha validado en el consejo de administración.

DCN es la promotora privada de la conocida como Operación Chamartín, un macroproyecto urbanístico que pasó luego a denominarse Distrito Castellana Norte y, finalmente, durante el mandato de Manuela Carmena como alcaldesa recibió el nombre de Madrid Nuevo Norte.

Ahora, la compañía se adapta a ese nuevo nombre del proyecto, en un momento en que se ha dejado atrás años de planificación y comienza la etapa de urbanización y desarrollo.

La Operación Chamartín, proyecto urbanístico para cerrar la brecha en la capital al norte de la estación de Chamartín, nació en 1993 con el entonces banco público Argentaria como promotor. Entonces se constituyó la empresa DUCH (Desarrollos Urbanísticos de Chamartín), una empresa que recayó en BBVA tras la absorción de Argentaria.

En 2015 el desarrollo volvió a cambiar, a Distrito Castellana Norte, y también la denominación de la promotora, que pasó a llamarse DCN, una empresa que controlará la mayor parte de los terrenos de esa macrourbanziación cuando formalice la opción de compra a Adif a lo largo del año.

Desde la empresa se explica que ha elegido esta nueva denominación social para afrontar la etapa decisiva en el desarrollo de la actuación urbanística Madrid Nuevo Norte, que, tras 28 años en fase de planeamiento, ha entrado en su fase de ejecución "y, por tanto, es ya una realidad".

"El nuevo nombre responde a la fusión de los dos elementos que definen a la propia compañía, como son la capacidad de ‘crear’ y el objetivo de impulsar el proyecto de Madrid Nuevo Norte, cuyo desarrollo será liderado por Crea Madrid Nuevo Norte junto a las Administraciones públicas y el resto de los propietarios de suelo del ámbito a lo largo de los próximos 25 años", señala un portavoz.

El proyecto Madrid Nuevo Norte arrastrará una inversión de 25.197 millones de euros y generará 350.000 empleos. De esa cifra de inversión, 14.128 millones de euros corresponde a la compra de inmuebles. En adquisición de suelos, el dato alcanza los 3.765 millones, en construcción otros 4.023 millones y en infraestructura sufragada por capital privado llega a los 1.468 millones. La Administración pública gastará 488 millones en equipamientos y 1.325 millones en infraestructuras, por ejemplo ligadas a la reforma de la estación de Chamartín por parte de Adif o al nudo norte de carreteras.

El desarrollo afecta a 2,3 millones de metros cuadrados de superficie, con 1,6 millones de edificabilidad terciaria donde se construirá el nuevo núcleo de negocios de la capital y 1,05 millones de edificabilidad residencial para levantar 10.500 viviendas.

Normas
Entra en El País para participar