El fondo soberano de Noruega aflora una participación del 3% en Santander

Norges Bank se posiciona como tercer accionista por detrás de BlackRock y Amundi

Logo de Santander en una de sus oficinas.
Logo de Santander en una de sus oficinas. Getty

Norges Bank, el fondo soberano de Noruega, ha aflorado este jueves una participación del 3,006% en el capital de Santander, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Se trata de una participación valorada en unos 1.380 millones de euros, teniendo en cuenta el precio al que han cerrado las acciones de la entidad (2,6895 euros por título).

De esta forma, Norges Bank se convierte en el tercer mayor accionista de Santander, solo por detrás de BlackRock, que controla el 5,426% del capital, y de Amundi, que mantiene una participación del 3,007%. Igualmente, se trata de la mayor participación revelada por el fondo soberano de Noruega en los bancos cotizados españoles, según los datos que ofrece la propia CNMV.

El fondo con mayor presencia entre las posiciones destacables de los bancos es BlackRock. Además de la citada participación del 5,426% en Santander, controla un 5,917% en BBVA, un 4,991% en Sabadell y un 3,211% en CaixaBank.

Las acciones de Santander cayeron un 2,98% la sesión de hoy en Bolsa  y acumulan un descenso del 11,9% desde el martes de la semana pasada, cuando la entidad presentó resultados trimestrales, en lo que anunció que ganó un 58% más entre enero y marzo. Pese a los buenos resultados, ese día las acciones de Santander se dejaron 6,79% debido a la inestabilidad en Brasil, que es el principal mercado geográfico del banco.

Y es que el país atraviesa por un contexto de inflación desbocada (sumaba un incremento del 11,3% interanual a cierre de marzo) y unos tipos de interés muy duros (actualmente se sitúan en el 11,75% anual, su mayor nivel desde 2017, y previsiblemente cerrarán el año en el 12,75%). Por ello, los analistas señalan que cabe esperar una contracción del flujo del crédito en los próximos meses

No obstante, a pesar de las últimas caídas en Bolsa, los analistas consideran que es una opción de compra. “El castigo que está sufriendo el valor no es justificable y vemos las caídas más como una oportunidad de compra”, señalaba Renta 4 en su análisis tras la presentación de resultados del banco, y le concedía un precio objetivo de 3,99 euros por acción.

En la misma línea, Credit Suisse apuntó que “la perspectiva del coste del riesgo se mantiene resiliente a pesar del ya esperado deterioro de la calidad de los activos en Brasil”. De todas formas, el equipo de análisis de la entidad ha calificado los resultados como “sólidos” y reiteró su calificación de “sobreponderar” con un precio objetivo de 4 euros por acción.

Normas
Entra en El País para participar