Renovables

Siemens Gamesa suma unas pérdidas de 780 millones en el semestre

Con un resultado negativo de 377 millones en el segundo trimestre

Jochen Eickholt, CEO de Siemens Gamesa.
Jochen Eickholt, CEO de Siemens Gamesa.

Siemens Gamesa (SG) sigue en la senda de las pérdidas. En su segundo trimestre ha registrado unos números rojos de 377 millones, con lo que el saldo negativo en la primera parte del ejercicio en curso, que abre el 1 de octubre, es de 780 millones. Sus balances de 2020 y 2021 acumulan pérdidas de más de 1.500 millones.

Desde el grupo renovable explican estos datos por las disrupciones en la cadena de suministro, que se han agudizado en parte por el bloqueo de un hub logístico como el de Shanghái en China por el confinamiento de esta urbe por la Covid-19. También han restado rentabilidad los problemas en el lanzamiento de la nueva turbina 5.X, la de mayor capacidad unitaria en el ámbito terrestre con sus 6,6 MW.

El consejero delegado Jochen Eickholt insiste en que la empresa "ya ha puesto en marcha acciones para abordar urgentemente las prioridades a corto plazo" con el lanzamiento del Plan Mistral, en referencia a un fuerte viento que es el símil de un sector con grandes oportunidades de desarrollo por la transición energética a nivel mundial. El CEO ha reiterado que no recurrirá ni a cierre de fábricas ni a despidos, sino que optimizará los procesos y revisará los contratos en vigencia con clientes y proveedores, para repercutir en ellos la inflación de costes.

Sobre las pérdidas que asolan a los fabricantes de aerogeneradores, pese a que en el mundo hay solo cuatro grupos capaces de afrontar proyectos de gran volumen, Eickholt comentó que la competencia se llevó al máximo en años pasados e "igual se superaron umbrales en precios" que no debieran haberse traspasado.

El citado Plan Mistral prioriza los contratos por su margen de rentabilidad y no por su volumen de facturación. Y los nuevos pedidos cuentan con más coberturas de riesgos para evitar penalizaciones por retrasos o por subida de costes. Los precios de los aerogeneradores han subido en los últimos meses, según ha transmitido el CEO a los analistas.

En este apartado, el CEO de Siemens Gamesa desveló que la tarifa logística de algún proyecto llega a duplicarse por los aplazamientos. Es el caso de la eólica marina, que requiere de unos buques especiales con un alquiler millonario por días. Como la flota de estas naves en el mundo es escasa, sus armadores optan por los clientes que pagan más.

Con una cartera de pedidos de 32.831 millones, desde SG destacan su buena posición en el mercado eólico. Las ventas de enero a marzo alcanzaron los 2.177 millones, con una caída del 7 %. El beneficio neto de explotación (Ebit) contabilizó 304 millones, un 14% menos. Un dato que evidencia los citados retos tanto internos como externos que tiene que abordar SG. Si estas partidas se elevan al semestre, los retrocesos son mayores. La facturación cae un 13 %, hasta 4.006 millones, y el Ebit se desploma un 15,3 %, al llegar a 614 millones.

Con una deuda financiera neta que supera los 1.700 millones al pasado 31 de marzo, SG dispone de 4.387 millones en líneas de financiación. Ha recurrido ya a 1.908 millones. Su liquidez está por encima de los 3.500 millones.

Para 2022, SG ha puesto en revisión todos sus objetivos por la incertidumbre que vive la economía mundial. La estimación de ventas para el ejercicio se sitúa en un nivel entre un 2 % y un 9 % menos que los ingresos de 2021. Y con un Ebit hasta un 4 % por debajo del conseguido el año anterior. Estas previsiones se realizan incluyendo la desinversión por valor de 580 millones por la venta de una cartera eólica a SSE. La operación quedará cerrada en septiembre próximo, según está previsto.

La vuelta a la rentabilidad es una prioridad para un grupo renovable que se constituyo en 2017, tras la fusión de los activos eólicos de Siemens y de Gamesa. La insistencia en las pérdidas ha provocado el cese de dos consejeros delegados en estos cinco años. 

Normas
Entra en El País para participar