Distribución

Eroski vuelve a los beneficios y gana 105 millones netos

El mejor resultado de la cooperativa en los últimos 14 años

Agustín Markaide, presidente de Eroski.
Agustín Markaide, presidente de Eroski.

Eroski vuelve a los beneficios, tras las pérdidas de 2020, y registra su mejor resultado de los últimos 14 años. En 2021 ganó 105 millones netos. La cooperativa, que cierra su balance al 31 de enero, contabilizó una facturación de 5.116 millones, un 4,8 % menos que en 2020, cuando el confinamiento por la pandemia disparó las compras de alimentación y bebidas de unos ciudadanos que no podían salir de sus casas.

Las restricciones en vigor en parte del año pasado afectaron a los ingresos de las gasolineras, las agencias de viajes y las operaciones en zonas turísticas, como Baleares. No llegaron a los niveles previos a la pandemia. Sí crecieron las ventas en alimentación, un 1 % más, y por internet. 

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 21,44 %, hasta 260,8 millones.Y el resultado operativo también se desplomó, un 26,67 %, y contabilizó 185,5 millones. Eroski pagó un extra de 28 millones por la subida de los precios de la electricidad.

Uno de los objetivos del grupo que preside Agustín Markaide era el de reducir la deuda por debajo de los 1.000 millones. Al pasado 31 de enero había recortado el pasivo en 443 millones, para situarlo en 953 millones. A juicio de Markaide, estos resultados "confirman la mejoría de nuestra competitividad".

Eroski sigue apostando por los mercados del norte de España y Baleares. En el primero tiene una cuota del 12 % en alimentación. En 2021 abrió 77 establecimientos entre propios y franquiciados y renovó 141 tiendas.

Ingresos por desinversiones

El grupo ingresó 200 millones el año pasado por la venta del 50 % de Supratuc 2020, la filial que gestiona su red de centros con la enseña Caprabo en Cataluña y Baleares, al fondo EP Corporate. Una desinversión que Eroski valora como "un refuerzo a sus operaciones" en esos mercados y que impulsará su proyección en ambos. De momento, con los recursos captados a EP Corporate ha amortizado las cuotas del préstamo sindicado que vencieron en diciembre pasado y también ha antipado parte del abono correspondiente a julio de 2024 por el citado crédito, 

El grupo integrado en Corporación Mondragón perdió 77,56 millones en 2020 tras realizar provisiones y ajustar el valor de sus acivos en 195 millones. En 2018 y 2019 había contabilizado beneficios. En 2020 dio por concluido su proceso de reordenación, iniciado tras el estallido en 2007 de una crisis financiera internacional que le cogió en fase de crecimiento y con una deuda abultada.

El próximo 26 de mayo tendrá lugar la asamblea general de Eroski  S. Coop, la sociedad cabecera del grupo y en la que participan sus socios. Sus beneficios de 2021 superaron los 58,6 millones. A la asamblea, que tendrá lugar en el recinto BEC de Barakaldo (Bizkaia), el equipo que lidera el presidente Agustín Markaide planteará que los resultados se destinen a reservas, para cubrir pérdidas anteriores y al pago de intereses de las Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS) emitidas por la empresa de Elorrio (Bizkaia).

En la reunión también se tratará la compra de AFS para su amortización posterior y se fijará la contribución obligatoria para los que quieran convertirse en cooperativistas de Eroski a partir del próximo 1 de junio. Deberán aportar 11.636,64 euros cada uno para llegar a ser socios. En la asamblea también se planteará la renovación de KPMG como auditor de las cuentas.

Eroski tiene 1.646 establecimientos, con más seis millones de clientes fidelizados atendidos por 33.000 trabajadores, entre socios y empleados por cuenta ajena.

Normas
Entra en El País para participar