Telefónica recupera el favor de grandes institucionales con su rebote bursátil

Vanguard Group, Dimensional Fund y los funcionarios jubilados de Oregón, entre los más activos

Telefónica recupera el favor de grandes institucionales con su rebote bursátil

Telefónica parece haber recuperado el favor de algunos de los grandes inversores institucionales. En los cuatro primeros meses del año, distintas gestoras y fondos de inversión han llevado a cabo adquisiciones de paquetes de acciones de mayor tamaño que en los últimos tiempos. En los últimos dos años anteriores, a causa de la crisis generada por la pandemia del Covid y el deterioro del sector de las telecos en Europa por la dura competencia, apenas se fijaron en las empresas del sector.

Así, según los rankings que elabora Bloomberg, Vanguard Group adquirió durante el primer trimestre un paquete de 10,18 millones de acciones de Telefónica, que consolidan a la gestora como segundo accionista institucional de la operadora, con un 2,59% del capital, solo por detrás de Blackrock. Vanguard, además, se ha reforzado en Telefónica Brasil y Telefónica Deutschland.

Entre las irrupciones de nuevos inversores institucionales en el capital destaca la comunicada por el Oregon Public Employees Retirement Fund, que en el primer trimestre adquirió casi 4,15 millones de acciones de Telefónica, que equivalen a un 0,07%.

Otras firmas destacadas son Dimensional Fund Advisors, que comunicó recientemente la compra de 5,44 millones de acciones. La gestora, que ha hecho más operaciones de menor tamaño en Telefónica, posee ahora más de 28,6 millones de acciones de la teleco, que suponen casi un 0,51% del capital. Además, la firma ha adquirido nuevos paquetes de acciones de Telefónica Brasil y Telefónica Deutschland.

Aviva también adquirió más de 3,3 millones de títulos de Telefónica, por 1,5 millones de JP Morgan y algo más de un millón de BNP Paribas y American Century.

Reducciones

En sentido contrario, otras gestoras han reducido posiciones. El fondo de pensiones de los funcionarios de Japón vendió 5,99 millones de acciones de Telefónica, si bien se mantiene como cuarto inversor institucional, con un 0,58% del capital, mientras que Nordea Bank vendió en febrero otros cinco millones de títulos, dos terceras partes de su participación. State Street vendió 2,6 millones de títulos, por 1,3 millones de Lyxor, entre otros.

Los inversores han cambiado la percepción sobre la operadora. Telefónica ha vivido una primera parte del año de fuertes subidas en Bolsa. Las matildes acumulan una revalorización del 21,5%, hasta 4,69 euros (ayer subieron un 1,98%). Hace pocos días, llegaron cotizar en cinco euros, su precio más alto desde antes del inicio de la pandemia.

La operadora se ha visto favorecida por distintos factores, como la recuperación del real brasileño, que va a tener un impacto directo en la mejora de las cuentas en el país. Además, los inversores consideran que la operadora se va a beneficiar de la posible suavización de la competencia gracias a las operaciones de consolidación en distintos países como España, donde Orange y MásMóvil están negociando su fusión.

Perspectivas ante el nuevo dividendo

Los inversores están tomando posiciones, igualmente, ante el próximo pago de dividendos de Telefónica, que tendrá lugar en junio, en este caso, el segundo tramo del pago correspondiente a 2021, de 0,15 euros por acción, bajo la modalidad del scrip dividend. Este será el último dividendo bajo esta modalidad, puesto que, a partir de diciembre, la retribución al accionista, por el mismo importe (0,30 euros por título al año), volverá al pago en efectivo en su totalidad.

Telefónica, que ha acelerado en su reducción de deuda con la venta de las torres y la fusión de O2 en Reino Unido, decidió retornar al dividendo en efectivo tras dejar atrás incertidumbres como el Covid o las grandes subastas de espectro 5G en España, Brasil y Reino Unido.

Normas
Entra en El País para participar