Distribución

Juan Roig obtuvo de Mercadona un sueldo de 10,65 millones en 2021, un 10% más

Se suman a los 76,6 correspondientes al dividendo del ejercicio

Este año invertirá 100 millones en proyectos de su legado social

El presidente de Mercadona, Juan Roig, en la última rueda de prensa de resultados
El presidente de Mercadona, Juan Roig, en la última rueda de prensa de resultados

Juan Roig percibió un sueldo bruto de 10,65 millones de euros en el ejercicio 2021, por sus cargos de presidente y consejero delegado de Mercadona, como consta en las cuentas anuales que la compañía de supermercados ha depositado en el Registro Mercantil.

Una cifra que supone un incremento del 9,8% respecto a su salario del ejercicio anterior, cuando obtuvo 9,7 millones, y que también representa la mayor cantidad que Roig ha recibido nunca por estos conceptos, según los estados financieros de los últimos años consultados por este periódico, tanto de la compañía como de Inmo Alameda, la sociedad cabecera de Mercadona y bajo la que penden todas las actividades empresariales de su presidente.

Como explica la última memoria financiera de la compañía valenciana, la retribución de Roig está "acorde con su liderazgo y experiencia personal y que está [sic]en línea con la que se satisface en el mercado para compañías comparables". Hasta 2018, el empresario percibía un salario de alrededor de cinco millones. En el ejercicio 2019 y 2020, este aumentó hasta los 9,7, como una manera de aumentar los fondos que Roig destina a iniciativas sociales a través del denominado Proyecto Legado.

Esos 10,65 millones de salario bruto se quedan en 5,75 netos, al pagar un IRPF del 54%. Además, hay que sumar la parte que le corresponde al presidente de Mercadona por los dividendos aprobados con cargo al beneficio del año pasado. Estos fueron de 151,3 millones, por lo que Roig ha recibido 76,6 como dueño directo del 50,66% de Mercadona. La retribución bruta total queda, por tanto, en 87,2 millones.

Proyecto Legado

Tanto Roig como Hortensia Herrero, vicepresidenta y segunda accionista de Mercadona con un 30% del capital, reinvierten buena parte de su retribución anual a iniciativas sociales, educativas o deportivas. En 2021, ambos destinaron 100 millones en el mencionado Proyecto Legado, y han comprometido otros 100 para este año. Herrero ha recibido unos 45 millones como dividendo por su participación en Mercadona.

Esos fondos se destinan a proyectos de apoyo a emprendedores, canalizados a través de Marina de Empresas; a mecenazgo deportivo, a través de la Fundación Trinidad Alfonso y el Valencia Basket; y a iniciativas culturales promovidas por la Fundación Hortensia Herrero. A ellos hay que sumar la construcción del pabellón Casal España Arena de Valencia, con una inversión total de 220 millones.

Por otra parte, el mayor sueldo de Roig elevó a 17 millones la retribución total del consejo de administración de Mercadona en 2021, una cifra récord. Desde el 1 de julio del pasado año, este cuenta con 9 asientos, uno menos. Esto se debe a que una de las hijas de Juan Roig y Hortensia Herrero, Desamparados Roig, dejó la silla que le correspondía como accionista para pasar a ser la representante en el consejo de Herrecha Inversiones, la sociedad en la que Herrero tiene sus acciones. Esta constituyó su propio consejo en julio de 2021, y se decidió que fuese Desamparados Roig su representante en el órgano de gobierno de Mercadona.

Mercadona reduce a mínimos la financiación a proveedores

Las cuentas de Mercadona de 2021 confirman una tendencia a la baja observada en el ejercicio anterior, en lo que se refiere a la financiación que la compañía de supermercados otorga a “terceros suministradores de mercancías”, como denomina en sus estados financieros a sus proveedores.

A cierre de 2021, Mercadona tenía clasificados como créditos y otros activos financieros a largo plazo un total de 48,28 millones de euros, en línea con el ejercicio anterior. De esa cifra, 24 millones correspondías a fianzas y depósitos, y otros 25 millones a préstamos formalizados con proveedores, de los cuales reclasificó dos a corto plazo. Las líneas de crédito concedidas a estos alcanzaban los 9 millones, de los que se habían dispuesto dos.

La diferencia principal se encuentra en el corto plazo. A 31 de diciembre, contaba con créditos y otros activos financieros a corto plazo de 23 millones, 50 menos que un año antes. De ellos, 20 pertenecían a créditos dispuestos por los proveedores, 19 menos que en 2020, dentro de una línea con un límite de 32 millones, a los que se suman las cantidades reclasificadas a corto plazo.

La suma entre los créditos y activos a cobrar a corto y largo plazo a la conclusión del pasado ejercicio, de algo más de 71 millones, es la menor cifra desde el ejercicio 2011, ya que en los últimos años la cancelación de esos préstamos y créditos por parte de los proveedores han superado a los nuevos. Como se explica en las cuestas, los retiros en 2021 fueron de 64 millones, y en 2020 de 344,2 millones.

Según se explica desde Mercadona, esta drástica reducción en la financiación a terceros tiene que ver con una decisión generalizada de los proveedores de buscar financiación bancaria, que en los dos últimos años ha presentado mejores condiciones de las que otorgaba la compañía de distribución. Esta dice en sus cuentas que los préstamos concedidos “están remunerados a un tipo de interés de mercado”. En 2021, Mercadona cobró dos millones en intereses derivados de estas operaciones.

Por otro lado, su memoria financiera refleja un total de 400 millones de euros inyectados en otras empresas del grupo, ya sea como ampliaciones de capital o aportaciones directas.

El 100% de ese dinero se dirigió a Irmadona, la filial portuguesa de la compañía. Desde su constitución en 2016, Mercadona ha inyectado un total de 955 millones en esta sociedad, “con la finalidad de aportar los fondos necesarios para que la filial pueda acometer las inversiones necesarias para el inicio, desarrollo y expansión de su actividad”.

En el ejercicio 2021, como ya anunció la compañía, Irmadona tuvo una pérdida neta de 35,1 millones, un 58% menos que en 2020. Desde su constitución, esta filial ha perdido un total de 257,8 millones de euros.

Normas
Entra en El País para participar