Capital riesgo

El antiguo fondo de los March pone en venta el gestor de la publicidad de los súper

In Store Media, tasado por más de 300 millones, tiene como clientes a Carrefour o El Corte Inglés

El antiguo fondo de los March pone en venta el gestor de la publicidad de los súper

Una nueva operación emerge en el mercado de private equity. Artá Capital, el antiguo fondo de capital riesgo de la familia March, sondea la venta de una de sus participaciones estrella, In Store Media, según apuntan fuentes financieras. La firma es un líder mundial en gestionar la publicidad en los lineales de los supermercados y cuenta entre sus principales clientes con Carrefour o El Corte Inglés.

Artá –que desde el año pasado es propiedad en exclusiva de su equipo gestor y ya se ha desvinculado de los March y Corporación Financiera Alba– apostó por esta compañía en 2015. Entonces adquirió un 25% del capital por 20 millones, en una operación que valoraba la firma de marketing en 125 millones de euros. El resto del accionariado está en manos de la familia fundadora, la familia Rodés, y el consejero delegado, Pablo Vilá.

Siete años después, el grupo está presente en nueve países de tres continentes (España, Portugal, Francia, Polonia, México, Chile, Argentina, Uruguay y Filipinas). Cuenta con más de 300 empleados. Y ahora ha llegado el momento de explorar una venta de toda la compañía, después de que varios inversores se acercasen a tanto al fondo como a la familia fundadora –dueños a su vez de Antevenio– con propuestas para adquirir la empresa. Cuenta con alianzas con más de 60 grupos de gran consumo y más de 1.600 anunciantes. Las tasaciones preliminares por la compañía parten de los 300 millones.

Los dos accionistas vendedores, por el momento, tratan de seleccionar los bancos asesores en la operación. GBS, que ya asesoró a Artá en 2015, se perfila como una de las entidades que pilotará el proceso. Entonces también trabajaron en la operación KPMG, Clifford Chance y PS Live.

Nueva era en Artá

In Store Media es la última participada que aún retiene Artá de su primer fondo, con el que apostó por Pepe Jeans, el fabricante de masas congeladas Berlys, Mecalux o las residencias universitarias de EnCampus. De hecho, se encuentra en pleno proceso de venta de alguna de sus participadas de su segundo fondo.

El año pasado vendió Alvinesa –la mayor destilería de España que ahora trata de orientarse hacia la fabricación de ingredientes alimentarios a base de uvas– al fondo británico ICG. Y en el arranque de este mismo año vendió la compañía de satélites marítimos Satlink a Ergon Partners. En ambos casos se trata de operaciones muy similares a la que ahora planea con In Store Media, en la que el fondo contaba con una participación minoritaria que vendió de la mano de los fundadores, que retenían la mayoría.

La estrategia de Artá dio el año pasado un golpe de timón de calado. Corporación Financiera Alba –el dueño de la gestora desde su fundación en 2008, a través de la que pilotaba las inversiones de la familia March en private equity– vendió la compañía a su equipo gestor, pilotado por Ramón Carné y Nicolás Jiménez-Ugarte. Y al tiempo anunció el lanzamiento de su tercer fondo, con un tamaño objetivo de 400 millones, del que Alba se comprometió a suscribir un 25%.

In Store Media, por su parte, cerró el ejercicio de 2020, el último con cuentas auditadas depositadas ante el Registro Mercantil, con un beneficio de 2,77 millones, frente a los más de 7 millones que ganó en 2019. El beneficio cedió más de un 62% al ritmo que lo hicieron también los ingresos, que pasaron de los 10,98 millones a los 6,41 millones. La compañía –que en 2020 tenía 5,9 millones de deuda y 2,2 millones de caja– consolida en la sociedad Inversiones y Servicios Publicitarios, que agrupa las sociedades en manos de la familia Rodés, incluída Antevenio.

Normas
Entra en El País para participar